Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Los miembros de los Comités de Agua Potable y Saneamiento, CAPS, tendrán que esperar más de tres meses para que los diputados de la Asamblea Nacional aprueben la iniciativa de ley mediante la cual serán reconocidos, pues según el diputado y Vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente, José Antonio Martínez, fue el jueves que la introdujo en la Primera Secretaría, a pesar que dicho anteproyecto está en manos de los diputados sandinistas desde octubre del año pasado.

Según los registros de la Coalición de Organizaciones por el Derecho al Agua, CODA, integrada por varias organizaciones que apoyan a esos Comités, en nuestro país existen más de 5 mil 200 CAPS que permiten abastecer de agua potable a un millón 200 mil personas de las zonas rurales del país, donde la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, no ofrece el servicio público.

Martínez recordó que la iniciativa denominada “Ley Especial de Comités de Agua y Saneamiento (CAPS)”, sólo fue presentada a la bancada del FSLN y no había sido introducida a la Primera Secretaría “porque tuvimos un pegón” por falta de consenso sobre qué figura jurídica se les dará a esas organizaciones para su funcionamiento.

Esa iniciativa fue presentada en octubre del año pasado a los diputados sandinistas Filiberto Rodríguez López, Odel Incer Barquero, Jenny Martínez Gómez, José Martínez y Nasser Silwany Báez; pero hoy todavía amaneció “engavetada”.

Martínez aseguró que el jueves fue introducida la iniciativa ante la Primera Secretaría, y luego viene un proceso de consulta “profesional” para lograr un consenso entre los CAPS y adecuar una figura jurídica que cuente con el apoyo de la mayoría.

Yalkira Pineda, miembro del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, cuya organización también integra al CODA, dijo que desde el año pasado se ha discutido entre miembros de los CAPS y del mismo CODA, cuál es la figura jurídica que más les conviene.

“Hay varias propuestas: una es a través de la personalidad jurídica, pero se ha dicho que ese trámite es engorroso y es un proceso largo. También se ha hablado de crear cooperativas, pero eso requiere de muchas horas de capacitación. La otra propuesta es que de una vez se busque una figura jurídica dentro de la misma ley de Aguas Nacionales”, comentó Pineda a END.