•  |
  •  |
  • END

El alcalde Dionisio Marenco presentó ayer ante el Concejo el proyecto del Presupuesto de la comuna para 2009, que tendrá un techo de 1,548 millones 932 mil córdobas, documento que elaboró conforme lo establecido por la Ley del Régimen Municipal.

Sobre la proyección de los ingresos y tasas contemplados en el Plan de Arbitrios vigente, se estima en 1,370 millones 851 mil córdobas conforme el siguiente detalle: impuestos municipales sobre los ingresos: 890 millones 915 mil córdobas; matrículas y licencias: 206 millones 271 mil córdobas; bienes inmuebles: 120 millones 572 mil córdobas.

Impuesto de rodamiento: 12 millones 930 mil córdobas; tasa por basura: 36 millones 995 mil córdobas; tasas por servicios: 10 millones 199 mil córdobas; ingresos misceláneos: 83 millones 368 mil córdobas.

Los ingresos extraordinarios provenientes de fuentes externas se estiman en 173 millones 81 mil córdobas de los siguientes organismos: 50 millones de córdobas de las transferencias del gobierno central para la ejecución de proyectos de inversión, 90 millones 35 mil córdobas proveniente de los gobiernos de España, Italia y Noruega, así como un proyecto de las Naciones Unidas para la Población.

Además, se dejará fondos para la ejecución de proyectos de viviendas, obras de drenaje y viabilidad. Cabe mencionar que la donación total del gobierno de España para el proyecto de desarrollo integral del barrio Acahualinca es de 30 millones de euros, equivalentes a 46.5 millones de dólares.

Marenco señaló que en el proyecto se incluyen 15 millones de córdobas que se estima es el saldo final en caja “que estaremos entregando para que el próximo alcalde arranque”.

Incluye el proyecto una partida de 50 millones de córdobas con el propósito de hacer efectiva la finca Santa Isabel, que actualmente ocupa el botadero municipal de La Chureca, para impulsar el proyecto de desarrollo integral del barrio Acahualinca, como aporte de contrapartida local, y garantizar el financiamiento aprobado por el gobierno español.

Advirtió que si no se concreta la compra del terreno, no será posible el desarrollo del proyecto en su totalidad.