•  |
  •  |
  • END

Alexander Antonio Ponce Rodríguez, de siete años, urge de varios medicamentos y de una buena alimentación para poder soportar la dolencia que le fue diagnosticada desde que cumplió año y medio. Craneosinostosis, es una rara enfermedad de uno entre 3 mil, dijo su mamá Zoila Rodríguez Sandoval.

La señora Rodríguez, con el epicrisis en mano y varias de las recetas que indican administrar a Alexander a diario, urge de un frasco de Somazina de 500 mg, un tarro de leche Ensure, un frasco de vitaminas Kidd, un tarro de Pedisure y otro de Cromatombic.

La Craneosinostosis es un trastorno en el que las articulaciones fibrosas, que separan las placas óseas de la cabeza se cierran demasiado pronto, lo que origina problemas en el crecimiento normal del cráneo y del cerebro, pues aumenta la presión dentro de la cabeza y cambia la simetría del cráneo y de los huesos de la cara.

Una operación, terminaría con el sufrimiento de Alexander quien a su corta edad, padece de insomnio, dolores de cabeza frecuentes, convulsiones y llanto, a causa de la misma enfermedad.

Mi mayor preocupación es la alimentación de Alexander, pues el inconveniente es que no puede ser operado porque los doctores del Hospital “Lenín Fonseca”, dicen que es una intervención riesgosa y él, apenas de 25 libras, debe tener más peso.

Por estas razones, la madre apela a los organismos internacionales y al Ministerio de Salud para que le ayuden a trasladarlo a otro país donde le puedan hacer la cirugía, ya que el menor últimamente presenta fuertes dolores de cabeza y convulsiona con frecuencia debido a la opresión que presenta su cerebro a causa de la mal formación del cráneo.

Puede llamar a doña Zoila al teléfono 263-1678. Donativos, favor enviarlos en Las América Dos, de la iglesia Católica media cuadra abajo. Como también pueden depositarlo en las oficinas de EL NUEVO DIARIO.