Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Una serie de protestas protagonizarán transportistas de la ciudad de Granada para impedir que el Concejo apruebe una centena de concesiones que beneficiarían presuntamente a simpatizantes del gobierno sandinista.

“Se trata de la despedida de los concejales y nos quieren meter un gol repartiéndose las concesiones de placas para taxis”, afirmó Jorge Vidal Real, vicepresidente de la Unión de Cooperativas de Transportistas del Sur.

Se trata de la aprobación de 225 placas para taxis, entre las que aparece como beneficiada la cooperativa Coogranco, integrada por simpatizantes sandinistas, que actuaron como “rompe huelgas” durante el paro de transporte de mayo pasado, pero hay, incluso, amigos de los concejales, según lo señalaron los denunciantes.

Y al parecer, la aprobación de 225 nuevas placas para taxis en Granada no sólo cuenta con el respaldo de los concejales sandinistas, sino también, con el visto bueno del diputado aliado del FSLN, Agustín Jarquín Anaya, quien en una carta enviada al presidente de la Comisión de Transporte de la Alcaldía de Granada, William Obando Flores, le expresa “mi aprobación con la aplicación de los resultados del estudio de factibilidad elaborado por esa municipalidad”.

Abuso de autoridad
Para Real y para otros transportistas, el diputado Jarquín, Vicepresidente de la Comisión de Transporte e Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, está arrogándose una facultad que la Ley General de Transporte no le da.

Según el transportista, la Ley General de Transporte en su artículo 50 claramente establece que son el Ministerio de Transporte e Infraestructura y la municipalidad los facultados para otorgar concesiones a los transportistas.

Pero la misma Ley condiciona esta facultad a una cuota asignada dentro del Plan de Transporte anual que es aprobado por el MTI o por las alcaldías. “En el caso de Granada, no existe un plan desde 2002”, afirmó Real, quien aseguró que en todo caso, se deberá actualizar el plan municipal y elaborar un estudio de factibilidad para determinar si hay o no necesidad.

Los transportistas granadinos aseguran que en la actualidad operan 305 taxis en toda la ciudad, “aprobar 225 placas más equivale a aprobar un 90 por ciento más de la cantidad que actualmente operan”.

Los transportistas anunciaron que realizarán un plantón frente a la Alcaldía de Granada el próximo 29 de octubre, cuando el Concejo sesionará para discutir las nuevas concesiones de placas para taxis.