Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) envió una circular a todos los jueces civiles del país ordenándoles rechazar las demandas que presenten los abogados de acreedores financieros, si éstas no son presentadas en el domicilio de los deudores, informó el presidente en funciones de la Corte, Rafael Solís.

El magistrado Solís advirtió que esta disposición deberá ser cumplida por todos los jueces civiles del país, independiente de lo que digan las escrituras.

“Ustedes saben que en esas escrituras hipotecarias (o de mutuo) uno renuncia a todo, incluso al domicilio, y esto está originando muchos problemas en una gran cantidad de juzgados” dijo Solís.

Afirmó que hay bancos y microfinancieras que se van a presentar las demandas a lugares, incluso remotos, en las regiones, respecto del domicilio de las personas, y por eso están orientando a los jueces que rechacen estos escritos y obliguen al acreedor a emplazar en el domicilio de la persona demandada.

El anuncio y la advertencia fueron expresados por Solís durante la inauguración del primer taller de consulta del Código Procesal Civil, ante decenas de académicos, abogados litigantes, asociaciones de juristas y asesores legales de varias instituciones del Estado.

Vale mencionar que la presentación y admisión por parte de los jueces de demandas fuera del domicilio, ha provocado la indefensión del deudor, pues no tiene forma de conocer de una demanda fuera del lugar donde vive.

Algunos acreedores han acostumbrado interponer, por ejemplo, demandas de deudores de Managua en los juzgados de los municipios aledaños a la capital, sin que el afectado se entere, hasta que ya no puede hacer nada legalmente.

La disposición fue presentada como un ejemplo de los cambios a introducir con el nuevo Código Procesal Civil, cuyo anteproyecto ha sido elaborado por una comisión técnica del Poder Judicial, que comenzó a ser consultado.

La magistrada Ligia Molina explicó que los seminarios de consulta tienen por objeto dar a conocer el proyecto a los juristas del país, y reunir todos los aportes que presenten los abogados participantes.

“No queremos que pase lo mismo que con el proyecto de Gestión de Despachos Judiciales, donde los abogados se quejaron de que no fueron consultados”, dijo Solís.