•  |
  •  |
  • END

Miembros de Defensa Civil realizaron demostraciones de las habilidades adquiridas durante la capacitación de los comités locales, municipales y escolares, donde las niñas, niños y adolescentes de las comunidades, tanto del municipio de Macuelizo como del Tuma-La Dalia, tienen una participación activa ante cualquier evento natural o provocado. En la actividad estuvieron presentes miembros de la junta directiva de Save the Children, organización que impulsa el proyecto ejecutado con fondos noruegos, y quienes viajaron hasta la comunidad de Ococona, Macuelizo, para conocer los proyectos que se ejecutan con fondos noruegos.

“Si hay un caso de deslizamiento o huracán en nuestra comunidad, nosotros nos vamos a asegurar de ayudar a rescatar a las personas que se encuentren en peligro, principalmente a las niñas y niños”, expresa orgullosa la adolescente Nolvia Vanegas Montenegro, habitante de la comunidad Ococona, Macuelizo, luego de hacer una demostración de cómo rescatar a una persona que se encuentra al otro lado del río.

Para Francisco Rivera Ordóñez, un adolescente de 11 años y habitante de la comunidad Mata de Plátano, en Macuelizo, ser parte de la Brigada de Primeros Auxilios es una de las cosas más importantes que ha hecho, ya que ha aprendido muchas cosas que en un futuro pueden ayudarle a socorrer a otra persona.

Jenny Picado, integrante del Comité Local del Tuma, explicó la importancia de que las niñas y niños sean vistos como sujetos de cambio, activos y protagónicos ante un eventual desastre, y no sólo como sujetos de protección.

Está demostrado que con participación de la comunidad se pueden reducir los riesgos de desastres, en las condiciones de alta vulnerabilidad en la que viven comunidades enteras.

“La labor consiste en trabajar en la prevención, en la mitigación para reducir el impacto de los desastres y fundamentalmente proteger los derechos de los niños y niñas, expresó el mayor de la Defensa Civil, Juan Pablo Marenco, quien agradeció a Save the Children el apoyo brindado.

Además de conocer el programa de Prevención de Desastres, los miembros de la Junta Directiva visitaron la comunidad San Francisco de Peñas Blancas, municipio de Tuma- La Dalia, para conocer el Programa Comunitario de Salud y Nutrición (Procosan), a través del cual se implementan estrategias comunitarias que favorecen el acceso a servicios de salud infantil, salud sexual y reproductiva e higiene ambiental en 400 comunidades del Occidente, Norte y Región Autónoma del Atlántico Norte de Nicaragua. Como parte de su programa de visita, los representantes de Save the Children Noruega, también se reunieron con miembros de la Red de Gobiernos Municipales; con la Comisión de la Niñez y la Adolescencia, Codeen; con Los Pipitos y con Cesesma, con quienes Save the Children ejecuta programas que tienen como eje principal, hacer cumplir los derechos de las niñas, niños y adolescentes nicaragüenses.