•  |
  •  |
  • END

El embajador español en Nicaragua, Antonio Pérez Hernández, y el alcalde capitalino Dionisio Marenco, firmaron ayer el protocolo que dio luz verde al proyecto de 30 millones de euros (45 millones de dólares) que transformará el basurero de La Chureca, y que beneficiará a las 200 familias que viven en condiciones precarias en este vertedero municipal.

En la firma del documento estuvieron presentes Elena Montonio, Coordinadora General de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo; el vicealcalde de Managua, Neri Leiva Orochena; y el licenciado Eduardo Montealegre, candidato a alcalde por la Alianza del PLC.

El diplomático dijo que con la firma del convenio “se pone en marcha el proyecto de La Chureca, y para la Agencia Española de Cooperación Internacional del Desarrollo es sin duda uno de nuestros más grandes desafíos. Y creo que es el proyecto más importante que realizamos en Nicaragua”.

Pérez Hernández agradeció al alcalde Marenco y a los concejales por “la colaboración que hemos recibido, ya que sin ella el proyecto no hubiera sido posible”. Se refiere a la decisión del gobierno municipal de declarar de utilidad pública las 146 manzanas donde está el vertedero.

Marenco dijo que previamente se habían invitado a todos los candidatos a alcaldes por Managua a estar presente en la firma del protocolo, debido a la importancia del proyecto, pero solamente asistió Eduardo Montealegre, quien respaldó el apoyo español y al hablar con los periodistas dijo que de ganar la silla edilicia priorizará el desarrollo y transformación de La Chureca.

El edil capitalino dijo que La Chureca ya dio su tiempo de vida, porque ya no alcanza más basura. Confirmó que el proyecto español contempla la construcción de 400 viviendas: la mitad será para las familias que viven dentro del vertedero y las restantes para las familias pobres que viven a los alrededores.

Indicó que ya están en Managua expertos españoles mientras una compañía avanza en el diseño. Están contratados técnicos de Hábitat de Naciones Unidas para el trabajo de desarrollo urbano.

“Estamos negociando con los propietarios de la finca de Los Martínez para darles una justa indemnización, ya que la ciudad ha usado por cuarenta años esas tierras. Luego vendrá el aspecto industrial, sobre cómo se clasificará la basura para producir energía eléctrica y abonos”, dijo Marenco.

Agregó que en las negociaciones con la familia Martínez está en discusión si se les pagará cinco dólares por vara cuadrada o por metro cuadrado. En la firma del protocolo estuvo presente uno de los 16 miembros de la familia propietaria, don Carlos Martínez, quien es el único que usufructúa una parte de las tierras donde tiene su finca.

“Personalmente creo que a estos señores (Los Martínez) hay que reconocerles el hecho por habérsele ocupado su propiedad durante cuarenta años, y estaría dispuesto a darle lo más que pueda, pero eso depende de la cantidad de dinero disponible. Ésta es una inversión que hará la Alcaldía como de cinco millones de dólares para poder hacer uso de este convenio que nos da 45 millones de dólares”, dijo el jefe del gobierno municipal.

Eduardo Montealegre no quiso opinar respecto de la inasistencia del candidato de la familia Ortega-Murillo, Alexis Argüello, pero al referirse al proyecto español dijo que “eso nosotros lo vamos a respaldar porque es un buen proyecto; es muy generoso del gobierno y pueblo de España”.

Montealegre se reunió con un sector de los trabajadores de la Alcaldía de Managua que están reclamando un incremento salarial del treinta por ciento, a quienes les prometió respaldo, “aunque desafortunadamente el costo de los productos de la canasta básica ha subido tremendamente; sin embargo, tenemos que penetrarnos bien del Presupuesto de la Alcaldía”.

El aspirante a la silla edilicia dijo que si el alcalde Marenco decide firmar ese compromiso de incrementar salario “nosotros, ya en la jefatura del gobierno municipal, lo respetaríamos”.