•  |
  •  |
  • END

Ante la desconfianza que existe entre representantes de organizaciones de consumidores y del sector privado del país por el anuncio que hiciera el titular del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, de que a partir del primero de noviembre habrá un decremento en la tarifa eléctrica de tan sólo el 12 por ciento, diputados de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional invitarán a Castillo para discutir los datos ofrecidos por el ente regulador.

El diputado y presidente de la Comisión de Infraestructura, Eliseo Núñez, dijo a EL NUEVO DIARIO que han solicitado información al titular del INE en relación con la estructura de costo, de la energía, pero hasta ayer no había ninguna respuesta, por lo que aseguró que el martes próximo invitarán a varias organizaciones de consumidores para que expliquen sus planteamientos de por qué debe bajar más la tarifa, y posteriormente invitarán a Castillo.

Y es que Núñez asegura que si el barril del búnker ha bajado hasta los 41 dólares en los últimos días, como aseguró César Zamora, Gerente General de la Empresa Energética Corinto, EEC, eso significa, de acuerdo con el parlamentario, que el costo del megavatio ha retrocedido por lo menos cien dólares. “Si cayó en 41 dólares (el barril de búnker), quiere decir que el mega de producción anda en 140 en vez de 240, cien dólares menos”, comentó.

Castillo anuente
Por su parte, el diputado Douglas Alemán, miembro de la Comisión de Infraestructura, compartió la opinión de Núñez en cuanto a que es necesario que sus colegas con el apoyo de personal técnico revisen la estructura de costos de la energía, porque de ahí depende la reducción real de la tarifa.

“Compartimos la preocupación de la población por la revisión de la estructura de costos para la generación de energía, y también de la distribución que tiene Unión Fenosa”, expresó.

Castillo dijo no haber recibido algún tipo de comunicación de parte de los diputados para conocer la estructura de costos de la electricidad, sin embargo, aseveró estar anuente a responder cualquier inquietud que tengan los parlamentarios, ya que sostuvo que los datos que ha revelado al INE son transparentes, y que si bien es cierto que la tarifa debería reducirse en una mayor proporción, no es posible debido a los rezagos tarifarios a favor de Fenosa.

Baja de la luz impactaría en precios de productos
Mientras tanto, Fernando Mansell, presidente de la Asociación Nacional de Arroceros, organización que aglutina a unos 400 productores, expresó que la reducción en la tarifa anunciada por el INE es insuficiente en comparación con la caída de los precios de los derivados del petróleo. No obstante, Mansell espera que el INE anuncie otro descenso del costo de la energía para diciembre próximo.

Agregó que la reducción en la tarifa y los precios de los combustibles se tendrá que ir reflejando en los costos de los productos al consumidor final, ya que “al verse reflejado esa baja en los costos de producción es una responsabilidad del gremio que esos beneficios se traduzcan al consumidor”.

Carlos Salinas, relacionista público de Agricorp, también coincidió con Mansell al decir que la suma de la baja de los combustibles y la tarifa implica un impacto positivo en el sector industrial, por lo que la tendencia de los productos que oferta esa empresa y demás es que los productos bajen.

Ingenios entran con carga energética
Mario Amador, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, consideró que con la baja en el precio del búnker, la entrada de la generación eléctrica de los ingenios azucareros, que estará en la máxima capacidad de 60 megavatios en diciembre, y el inicio de operaciones del proyecto eólico Amayo, deberían producir una considerable reducción en la factura de energía.

No precisó de cuánto debería ser la reducción en la factura de electricidad, pero consideró que si a los 60 megavatios de los ingenios y los 40 megavatios de Amayo se les suman los 100 de las plantas hidroeléctricas, habría 200 megavatios de energía barata a finales del año o a inicios de 2009, que corresponde al 40 por ciento de los 500 megavatios que se producen en el país.

“Algunos dicen que es el 10 por ciento, otros, que es el 12 por ciento lo que debería bajar la energía eléctrica, pero la verdad es que son datos que sólo los que hacen estudios económicos lo sabrán”, apuntó.

Más “inyección”
Amador anunció que para el próximo año el Ingenio “Benjamín Zeledón” se unirá a la generación eléctrica, ya que comenzará a entregar unos 15 megavatios de energía, lo que sumaría un total de 75 megavatios entre todos los ingenios.

Explicó que todos los ingenios generan energía eléctrica, pero para el consumo del proceso industrial, y sólo el Monte Rosa y el San Antonio están vendiendo excedentes a la red nacional.

El ingenio Monte Rosa entrega 32 megavatios de energía eléctrica a la red nacional, mientras que el San Antonio vende otros 28 megavatios.

Añadió que para producir más energía eléctrica, el ingenio Benjamín Zeledón está haciendo cambios en su tecnología y en la capacidad de la turbina del generador, que requiere de una inversión cuantiosa.

“Por tanto, esperamos que la reducción del costo del búnker que se está dando de alguna manera, se refleje en un menor costo de la energía eléctrica para todos, sobre todo para los grandes consumidores, que son los sectores industriales de Nicaragua”, expresó.

El presidente de Cadin afirmó que la reducción en los costos de transporte externo e interno, la reducción en el precio del búnker y en la energía eléctrica, podrían ayudar a compensar otros incrementos que sufrió el sector industrial este año, como es el caso del aumento en el salario mínimo.