Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

La Embajada de Estados Unidos en Managua recordó ayer los efectos devastadores que hace 10 años provocó el huracán Mitch, que a su paso por el país dejó tres mil muertos y pérdidas materiales millonarias.

A través de un comunicado, la misión diplomática recuerda que, en la reconstrucción, Estados Unidos a través de la USAID aportó US$103.6 millones de dólares que abarcaron varios campos, entre ellos la salud, la rehabilitación escolar, la mitigación del desastre y obras de infraestructura.

Recuerda la misión que unas 210,000 familias afectadas por el meteoro recibieron ayuda directa de la USAID para rehabilitar sus fincas y mejorar la economía familiar a través de la diversificación de cultivos, sistemas de riego y mejorar los métodos de cultivos.

Unos 28,400 microempresarios (75% de ellos mujeres) recibieron préstamos para establecer sus pequeños negocios. En materia de salud, la agencia estadounidense destinó US$30.1 millones para servicios de salud, a fin de reconstruir y ampliar la atención en salud en áreas afectadas por el huracán.

Cincuenta centros de salud fueron reparados y se entregó equipo médico y de laboratorio a 60 de ellos. Se construyeron 3,000 sistemas de agua potable, 7 mil 700 letrinas, y se distribuyeron 40,000 filtros de agua domésticos.

Se construyeron seis clínicas nuevas de Profamilia para brindar servicios de salud de calidad a 250,000 personas. Más de 420,000 mujeres participaron en actividades y capacitaciones en salud.

Para restablecer la educación primaria a niños en zonas afectadas, 20 escuelas fueron reparadas; se construyeron y/o repararon pozos y letrinas en 150 escuelas, y se suministraron materiales y equipos a 220 escuelas. USAID realizó 6 entregas de materiales escolares a escuelas, beneficiando a 28,000 alumnos.

También la agencia estadounidense financió la construcción y reparación de infraestructura en 11 municipios afectados por el huracán. Los proyectos incluyeron agua y sistemas de aguas negras, drenaje pluvial, pavimentación de caminos y reconstrucción de puentes pequeños. Unas 265 comunidades recibieron capacitación en prevención y respuesta a desastres.

El programa incluyó la estabilización de cuencas hidrográficas mediante la siembra de árboles, así como la construcción de diques y muros de contención para prevenir inundaciones y erosión. Se abrieron y mejoraron más de 3,700 km de caminos rurales.

Después del programa de Reconstrucción Post Huracán Mitch, USAID continuó trabajando en los departamentos que fueron afectados. Durante los últimos 10 años, muchos de los productores que rehabilitaron sus fincas ya venden hortalizas a supermercados y café de especialidad en mercados internacionales.