•  |
  •  |
  • END

Carazo

Más de 300 personas del barrio “Carlos Núñez” y Villa Madre Proletaria, de Jinotepe, son afectadas por tres manjoles que desde hace un mes están obstruidos y provocan un ambiente putrefacto en la zona, por lo que hacen un llamado a las autoridades.

Enfermedades y hedor es lo que ha desatado este problema en los dos barrios jinotepinos, por el rebalse de las pilas en el centro de la rotonda, a escasos metros de las viviendas.

Yáder Medrano Zúñiga, oriundo del barrio “Carlos Núñez”, señaló que “hay más de 70 niños que se están enfermando por la proliferación de zancudos y moscas, y ya se le hizo el llamado al Minsa, Enacal, Alcaldía y otras instituciones que tienen que ver con este foco de contaminación, pero nadie da la cara”.

Mirna Sánchez Robleto, del barrio Villa Madre Proletaria, expresó que “es inhumano lo que nos están haciendo los delegados de Enacal y la municipalidad, porque ese hedor que hemos inhalado por un mes nos está enfermando; además, ya se han dado brotes de diarrea y vómitos”.