Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) mejoró la interconexión eléctrica entre Masaya y Granada, como parte de la cuarta fase del proyecto de rehabilitación y modernización del sistema de transmisión, con un financiamiento de 6.9 millones de dólares suministrados por el Banco KFW de Alemania y el Tesoro Nacional.

En este tramo de 18 kilómetros ahora existe una línea de doble circuito de 138 kilovatios, lo que complementa la construcción de la nueva Subestación Granada con capacidad de 25 megavatios. Además, edificaron una bahía de línea de 138 kilovatios en la Subestación Masaya, para mejorar el transporte de la electricidad.

Enatrel también anunció que busca ampliar la capacidad de abastecimiento de energía en el sector de carretera a Masaya, donde inició la construcción de una nueva subestación eléctrica en el sector de Las Colinas, con un costo de 3.9 millones de dólares, financiados por España, Alemania, el Tesoro Nacional y fondos propios de la empresa.

“Se espera que esté finalizada en 2009”, reza una nota de la estatal transmisora de electricidad, al referirse a la construcción que brinda una respuesta de parte del Gobierno a la demanda de amplios sectores comerciales, industriales y residenciales, agregan.

Los ejecutivos de Enatrel también informaron que nuestro país está a la cabeza en la instalación de torres de transmisión del nuevo Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (Siepac), el que comprende la construcción de un mil 790 kilómetros de líneas de alta tensión desde Guatemala hasta Panamá.

“A la fecha han sido instaladas 425 torres en la ruta por donde pasará la línea (en Nicaragua), es decir, que el proyecto tiene un 57 por ciento de avance en lo que respecta a la nación”, señalan.

Subrayan que en los primeros días de noviembre se iniciarán labores previas a la construcción del tendido de las líneas, a lo largo de los 308 kilómetros que corresponden al territorio nacional.

Actualmente se están realizando estudios de suelos y topografías donde se construirá la Subestación Eléctrica “Sandino”, punto donde Nicaragua se conectará al Siepac. “También Enatrel ha cancelado el 98 por ciento del derecho de servidumbre, equivalente a 302 kilómetros”, agregan.