• |
  • |
  • END
Oliver Gómez
Las compañías petroleras registran desabastecimiento parcial de combustible en algunas estaciones ubicadas sobre las principales arterias de la capital, debido a que en los últimos días han suspendido por algunas horas el despacho de tanques cisternas a sus concesionarios por los enfrentamientos políticos. El problema es denunciado desde el martes por varios conductores, y los ejecutivos ayer reconocieron los inconvenientes.

Don Carlos Rosales labora como chofer en una empresa ubicada cerca del Edificio Pellas, en carretera a Masaya, y el miércoles denunció que durante dos días no hubo diesel ni gasolina súper en las estaciones cercanas a la rotonda “Rubén Darío”. “No te quieren vender y lo mismo pasa en otras gasolineras de carretera a Masaya”, explicó.

EL NUEVO DIARIO pudo confirmar la denuncia el miércoles pasado, cuando los ejecutivos de Chevron Caribbean Inc., que administran la marca Texaco, divulgaron un comunicado donde alertan sobre este desabastecimiento parcial generado por “la situación del país en los últimos días, relacionados con las actividades de los partidos políticos, que han tenido como consecuencia enfrentamiento de grupos políticos en las ciudades”.

“Nos hemos visto en la obligación de tomar acciones preventivas que en algunos casos han creado una situación de desabastecimiento parcial en algunas estaciones”, agregan en el comunicado, donde subrayan que se trata de una “medida extrema de prevención”.

Refieren que la medida se tomó por “el riesgo inminente que tiene la circulación de cisternas de combustible en medio de una situación en la que de forma repentina se generan hechos de violencia inesperados e incontrolables”.

Los ejecutivos de Texaco advierten que “un incidente con combustible podría generar consecuencias gravísimas y estamos obligados a tomar todas las medidas para evitarlo”. Prometen volver a despachar el combustibles “en la medida que las condiciones lo permitan”.

Mauricio Aranda, Gerente de Shell de Nicaragua S.A., reveló que el martes pasado suspendieron el despacho de tanques cisternas a sus concesionarios “buscando evitar una emergencia que se pudiera suscitar en el camino con este combustible”.

Shell reactivó el despacho el miércoles pasado, según dijo Aranda, pero en algunas zonas siguen teniendo problemas porque los enfrentamientos son repentinos y se vuelve a suspender todo el proceso. “Tomará unos tres días volver todo a la normalidad”, estimó el ejecutivo.

Joaquim De Magalhaes, Gerente General de Esso Standard Oil, dijo que han tenido el mismo inconveniente “en unas cuantas estaciones. Son pocas, pero hasta hemos tenido que cerrarlas por varias horas debido a la situación de enfrentamientos”.

De Magalhaes manifestó que han logrado estabilizar la producción, distribución y despacho del combustible realizando labores en horas de la noche y la madrugada, y aseguró que este inconveniente no afectará el precio del producto la próxima semana.

“Esta entrega de noche no tiene un impacto económico y tampoco reportamos pérdidas. Es una situación eventual ante la cual tomamos nuestras medidas de prevención, buscando garantizar vidas”, enfatizó.