•  |
  •  |
  • END

El gerente general de la compañía Edificaciones y Proyectos de Ingeniería Civil S.A. (Eprinsa), José Benito Torres Betanco, reconoció que existen “créditos” que todavía no han sido cancelados a proveedores de materiales para terminar las obras de construcción del mejoramiento y del cercado perimetral de la pista aérea de San Carlos, Río San Juan. Sin embargo, aclaró que no existe estafa, pues aseguró que el proyecto “financieramente aún no termina”.

“¿Hay deudas por pagar? Sí, pero todavía falta un millón 200 mil córdobas a la cuenta que no se han pagado, que Intur (Instituto Nicaragüense de Turismo) paga a Eprinsa”, refirió Torres Betanco ayer por la tarde, cuando se presentó a las instalaciones de EL NUEVO DIARIO para “aclarar y dar una explicación” sobre las reparaciones y la construcción de un cerco perimetral de 850 metros lineales de suelo a base de cemento en la pista de San Carlos.

El gerente de Eprinsa agregó que los pagos a los proveedores van de acuerdo con los avances en el proyecto, y “las personas que dicen que Eprinsa no ha pagado no significa que querrás robar, que te lucrés del robo, pero es que todavía no se la ha pagado a la empresa”. Torres Betanco dijo que aunque hasta ayer el proyecto tenía un nivel de avance del 97 por ciento, será hasta en enero de 2009 que se cancelarán las deudas, debido a las gestiones que todavía hace falta hacer ante las autoridades correspondientes, tomando en cuenta que viene un periodo de vacaciones.

Reconoció que es militante del FSLN, por lo que la inauguración de la pista que está prevista para el próximo 15 de diciembre, “yo la dedico, además de a la Virgen, a todos los fiscales del Frente Sandinista”, precisamente por el triunfo electoral que le diera a esa agrupación política el Consejo Supremo Electoral recientemente.

Según el empresario, el costo del proyecto es de ocho millones de dólares, pero debido a que las constantes lluvias atrasaron las obras, entonces el costo real es de once millones de dólares, y producto de un acuerdo entre él, funcionarios de la alcaldía de San Carlos y el Intur, Torres Betanco recibe los cheques que luego son remitidos a la comuna sancarleña para que haga los pagos.

“No hemos dejado colgado a nadie porque el proyecto financieramente no ha concluido”, insistió Torres Betanco, quien añadió que “Eprinsa no ha hecho ninguna barbaridad porque terminó la pista, por lo menos lo que se considera para que aterricen los aviones”, sostuvo.