•  |
  •  |
  • END

Entre 30 y 40 niños de distintos puntos del país están a la espera de ser operados por malformaciones en el corazón. Las intervenciones son complicadas, según deja entrever el director general del Hospital “La Mascota”, Gerardo Mejía.

Sin embargo, el médico es optimista, pues comenta que una brigada franco-americana de la Fundación Cirujanos de Esperanza (Surgeons of Hope), conformada por 10 médicos y enfermeros, entrenará al personal médico del centro asistencial para efectuar, en el futuro, parte de esas intervenciones quirúrgicas.

La Fundación está realizando, desde el pasado seis de diciembre, cirugías de corazón abierto y cerrado. Según Philippe Lerch, Director Ejecutivo de la Fundación, de momento llevan siete operaciones, aunque la meta es concretar en estos días un total de doce.

Los niños favorecidos en esa jornada provienen de Managua, Somoto, Estelí y la Costa Atlántica. “Tienen edades que oscilan entre tres y 10 años. Tenemos incluso un joven de 19 años… es decir, hablamos de menores que han esperado esas intervenciones por mucho tiempo, pues nosotros no contamos con los recursos adecuados para realizarlas”, explica Mejía.


Alto costo
El doctor apunta que una operación de esa naturaleza conlleva un gasto, en una clínica privada, que alcanza “fácilmente” los 20 mil dólares. Pero Lerch comenta que ellos las están materializando sin costo alguno.

Aparte de eso implican un “alto riesgo”, de acuerdo con Mejía. “Las operaciones de ese tipo tienen un riesgo que oscila entre el 40 y el 45 por ciento, es decir, es alto”, menciona.

“Y el problema es que si los menores afectados (con malformaciones en el corazón) no se operan, a la larga pueden fallecer, y si se operan también pueden morir por el riesgo, pero las familias optan por operarlos, porque cabe la posibilidad de que se curen, ya que las cirugías son correctivas”, destaca.

De acuerdo con el doctor, en los últimos tres meses la Fundación ha organizado la colecta y el envío a La Mascota de 800 mil dólares, en concepto de equipo médico enfocado en ese tipo de cirugías. Además, “Cirujanos de Esperanza realizarán de tres a cuatro misiones por año”, dice el doctor, lo que ayudará a reducir la espera.


El método
Las cirugías de corazón abierto son en general operaciones que actúan sobre los grandes vasos que entran o salen del corazón o sobre el propio corazón, pero por fuera. Entre tanto, las cirugías de corazón cerrado son operaciones que actúan en el interior del órgano descrito.