Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

“Una mirada a la diversidad sexual” es el lema del primer seminario centroamericano celebrado en Managua la semana pasada, donde se reunieron personas de diferentes opciones sexuales para intercambiar experiencias y conocer resultados de diferentes investigaciones desarrolladas en torno a la promoción del respeto de sus derechos humanos a nivel regional.

El evento contó con el apoyo de la Real Embajada de Noruega y fue organizado por el Centro de Estudios Internacionales (CEI), el grupo SAFO y el grupo “Iniciativa desde la Diversidad Sexual por los derechos Humanos”.

Los organizadores explicaron que la actividad constituye uno de los primeros pasos para la organización de una alianza centroamericana de la diversidad sexual, pues asistieron unas 75 personas de distintas identidades de la diversidad sexual en la región: gay, lesbianas, travestis, transexuales, transgéneros, bisexuales e intersexo.

Cada una de las organizaciones que participaron integran el llamado Consorcio de la Diversidad Sexual en Nicaragua, que, en este primer seminario, tienen como agenda debatir sobre la situación de los derechos humanos y el respeto a la diversidad sexual y la construcción de las diferentes identidades sexuales y legislación.

En el seminario también se presentaron los primeros resultados de la investigación hemerográfica: “Una mirada a la situación de la diversidad sexual en Managua”. Entre los resultados se destaca que los jóvenes se encuentran entre los grupos de la sociedad más predominantes en busca de opciones sexuales.

Además, del estudio se desprende que existe un alto nivel de desempleo entre homosexuales, lesbianas y personas de otras preferencias sexuales, poco acceso a la salud, discriminación activa y violencia institucional.

“El respeto a los derechos humanos es una parte integral del desarrollo, y el respeto al derecho de la diversidad sexual es muy importante, algo que nos parece correcto y por lo que apoyamos el seminario”, manifestó Ole Oveaas, Ministro Consejero de la Real Embajada de Noruega en Nicaragua.

El diplomático noruego dijo “que se necesita un cambio en la actitud de la población en general, quienes tienen que aceptar que los gay y lesbianas son parte integral de la sociedad y merecen todo respeto”. Overaas agregó que pretenden apoyar la capacitación de la Policía y periodistas para que sepan qué tipo de derechos tiene cada grupo de la diversidad sexual y se trate el tema con más delicadeza.

Bismark Moraga, coordinador de la iniciativa desde la diversidad sexual por los Derechos Humanos, dijo que como gay, lesbianas o transexuales, estas personas tienen a nivel regional una nueva visión política para demandar a los gobiernos del istmo promover el reconocimiento y respeto de sus derechos a la educación, la salud y la no discriminación.