• |
  • |
  • END

“Navidad podrá ser una oportunidad para compartir, o una caída en el amplio abismo de la sociedad de consumo que la publicidad engañosa nos impone”, alertan en una carta dirigida a madres y mujeres de Nicaragua, Arnaldo Centeno, sacerdote jesuita, y el equipo Samaritanas.

El mensaje navideño nos recuerda que lo que celebramos es el nacimiento del Niño Jesús. “Él quiere y sueña con un mundo donde haya justicia, especialmente para los pobres. Él quiere un mundo donde haya Pan, Trabajo, Techo para los pobres. Un mundo donde se respeten sus Derechos y su Dignidad”, expresa el hermoso texto. “Ya viene la Navidad con los anuncios y más anuncios de compra de costosos regalos… y ustedes con poco dinero. Y cuántas cosas quisieran comprar para sus pequeñitas y pequeñitos… pero no hay dinero para ello”, dice en parte el mensaje.

A continuación, el mensaje íntegro:

Comida sencilla, pero con paz en familia

Queridas Amigas:

Ya viene la Navidad con sus alegrías y con sus esperanzas. Alegría especialmente para sus hijitas e hijitos. Esperanzas para ustedes deseando una vida mejor con pan para los Niños y Niñas, con respeto para ustedes y su Dignidad como Mujeres. Ya viene la Navidad con los anuncios y más anuncios de compra de costosos regalos… y ustedes con poco dinero. Y cuántas cosas quisieran comprar para sus pequeñitas y pequeñitos… pero no hay dinero para ello.

Ya viene la Navidad. Ustedes quizá ya están pensando en la cenita de Navidad con algo sabroso y que esté al alcance de su bolsillo. Y por otro lado, en contraste con la pobreza de gran parte del Pueblo, los anuncios en la Tele y en la Radio hablan de pavo y otras comidas muy caras y de los banquetes en restoranes y hoteles de lujo.

Santa Clos es dios de comerciantes
Ya viene la Navidad, y para unas personas la Navidad tiene como símbolo a Santa Clos --que no es Santo ni Santa. Que se viste con ropas gruesas para la nieve y estamos en el calor de Nicaragua. Que tiene su risa hueca anunciando regalos para los que tienen mucho dinero.

Santa Clos es el dios de los comerciantes y de los ricos. Es importación sobre todo de Estados Unidos. No tiene nada que ver con el Evangelio, ni con las costumbres y culturas de nuestros Pueblos de América Latina. Y en concreto no tiene nada que ver con Nicaragua.

Ya viene la Navidad con el mejor de los Regalos: con Jesús, nuestro hermano y Salvador. Dios viene a nosotros. Se llama Emmanuel que quiere decir: Dios con nosotras-nosotros.

Se llama Jesús que quiere decir Salvador. Él nace Pobre en Belén y no tiene ni una cunita. Pero está bien cuidado y arropado con los pañales, el abrazo y el Amor de María y de José. Los ángeles lo anuncian como Alegría para todo el Pueblo. Alegría también para cada una de ustedes y sus familias. Alegría para todas las compañeras de nuestro Proyecto Samaritanas, Alegría para todo el Pueblo.

Ya viene la Navidad con Jesús y con su Mensaje de Amor: Él quiere y sueña con un mundo donde haya justicia, especialmente para los Pobres. Él quiere un mundo donde haya Pan, Trabajo, Techo para los Pobres. Un mundo donde se respeten sus Derechos y su Dignidad. Y en especial --como lo muestra el Evangelio-- un mundo donde no se discrimine ni se maltrate a la Mujer, ni a los Niños-Niñas. Un mundo donde se respete su Dignidad. Y todo esto a lo que ustedes tienen pleno derecho y por lo que queremos luchar juntas-juntos, es lo que quiere Dios que celebremos en esta Navidad. Y qué vale más y qué queremos en primer lugar ¿regalos con jarana? ¿regalos con humillaciones y falta de respeto?

Comida sencilla, pero con paz
O ¿preferimos cenar con tranquilidad y amor en nuestra familia --una comida sencilla, pero con paz en la familia, sin pleitos ni borracheras? ¿Qué preferimos una Navidad con Santa Clos regordete con su risa hueca o una Navidad con Jesús, que nace Pobre y entre los Pobres para salvarnos a todas-a todos?
Queremos una Navidad con Amor, con Pan, con Alegría, Paz y Dignidad.

Navidad con Jesús.
Con cariño y mis felicitaciones, Arnaldo Zenteno-Equipo Samaritanas.