Silvia Hernández
  • |
  • |
  • END

“Una gota de amor hace feliz un corazón”, es el lema que el comité organizador del barrio Santa Rosa ha elegido para brindarle un poco de alegría y esparcimiento a los niños y adultos con capacidades diferentes del sector, que compartirán un almuerzo junto a su familia, este próximo 28 de diciembre, “Día de los Inocentes”.

El evento se realizará en el restaurante Mardel a partir de las diez de la mañana. Estará amenizado por artistas nacionales, y habrá payasos, piñatas y entrega de paquetes a los niños con capacidades diferentes.

Éste es un proyecto social que tienen como objetivo intentar dar una respuesta mínima a las necesidades de cada discapacitado, con el fin de poder ayudar a su carga física, emocional y económica en coordinación con cada responsable, para brindarle mayor bienestar y procurar su integración a la sociedad.

A la fecha, existe una población de 50 discapacitados censados, que comprende un universo de afectados por parálisis cerebral infantil, Síndrome de Down, sordera, mutismo, retardo mental, epilepsia, ceguera, cuadriplejia y discapacidad por trauma, dijo la doctora Sandra Díaz, coordinadora del proyecto.


Empresas y diputado unen esfuerzos
Con mucho optimismo, la doctora Díaz afirmó que este proyecto será un éxito debido al valioso apoyo de los patrocinadores, entre los que se cuentan instituciones locales, laboratorios, y nuestros padrinos de empresas que se encuentran ubicadas en la periferia del barrio, e insta a otros que deseen unirse. Con su aporte lograremos nuestro objetivo social.

Asimismo, agradeció el aporte del diputado Mario Valle Dávila, quien ha brindado su apoyo incondicional en cada una de las actividades sociales que se realizan en el barrio Santa Rosa.

El comité organizador del Proyecto “Una gota de amor hace feliz un corazón”, está bajo la coordinación de la doctora Sandra Díaz, quien es apoyada por la licenciada Yamilet Verónica Díaz, por María Elena Lazo, y por los padres de familia José Aldana y Sergio José Orochena.