•  |
  •  |
  • END

A pesar de los miles de kilómetros que separan a Nicaragua del Viejo Continente, la hermandad y la solidaridad no se han hecho esperar por parte de los hermanos holandeses que reconocen las necesidades y pobreza de nuestro pueblo.

Y es que como una forma de ayudarnos, en nuestro país desde 1960 funciona el Instituto Nicaragüense de Evangelismo a Fondo, Indef, de origen holandés, que busca la forma de realizar un trabajo cristiano completo e integral.

Además de llevar la palabra de Dios a miles de jóvenes, también ejecutan proyectos de bienestar social.


Solidaridad de iglesias evangélicas reformadas de Holanda
Indef es parte de las iglesias evangélicas reformadas de Holanda. Desde su fundación, este instituto se ha encargado de auxiliar a las personas que se encuentran en peligro por desastres naturales, tal como ocurrió cuando el maremoto de 1992 barrió con las costas de Corinto, o cuando en 1998 el huracán Mitch azotara amplias zonas de nuestro país.

En los últimos años, Indef también ha impulsado programas de educación, viviendas, empleos e integración de jóvenes ex pandilleros a la sociedad.

“Tenemos varios programas para mejorar la calidad de estudio en algunas comunidades, específicamente en las áreas de Español y Matemática, por medio de centros de educación virtual. Uno de ellos lo estamos ejecutando en la zona rural de La Paz Centro, donde trabajamos con niños y adolescentes”, explicó Enrique Minderhoud, director de proyectos y programas del Indef.

Además de este programa de educación, también promueven un centro de empresa y empleo para becar a los jóvenes con carreras técnicas, y ubicar a los que ya terminaron sus estudios dentro de algún comercio para que realicen sus pasantías y posteriormente pasar a integrar el mercado laboral.


Casas para adolescentes
“Los Rosales Florecerán” es el nombre de un proyecto impulsado por Indef, que tiene como objetivo darles una vivienda más digna a madres adolescentes que viven en condiciones de hacinamiento.

El programa se ha ejecutado gracias a voluntarios holandeses que han venido a construir a Nicaragua, en lugares como barrio Venezuela y barrio URSS, donde seleccionan a las jóvenes que con urgencia necesitan cambiar su situación de vida.


Programa “Luz que Resplandece”

También está el programa “Luz que Resplandece”, que trata de sacar a los jóvenes del mundo de las pandillas, para insertarlos en la sociedad a través de la continuación de sus estudios.

Tanto los programas de educación, el de empleos y pasantías, así como el de inserción social se realizan con el apoyo económico de la organización holandesa Palabra y Acción, mientras que el programa de viviendas para jóvenes adolescentes se lleva a cabo gracias a la ayuda de la red de grupos de jóvenes voluntarios “Amigos de Nicaragua”.

Indef. trata de esta manera de ayudar a la población joven de Nicaragua, promoviendo la educación y el amor al trabajo por medio del evangelio.