•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Como parte de las festividades de la Sagrada Familia, 23 hombres y mujeres de diferentes barrios y comarcas de este municipio, recibieron el sacramento del matrimonio durante una misa oficiada por los sacerdotes Donald García, Francisco Santamaría y Julián Godínez.

A la par de las parejas estuvieron sus hijos y padrinos de boda durante la ceremonia realizada la mañana del domingo en la Parroquia El Calvario, que fue colmada de familiares, amigos de los esposos y feligreses.

Chinandega vivió un acontecimiento especial, el cual quedó plasmado en cámaras y filmadoras, como testimonio de la voluntad de las personas que se casaron y prometieron permanecer unidos hasta que la muerte los separe.

El padre Francisco Santamaría, perteneciente a la orden Jesús Divino Obrero, expresó que Jesús, María y José, que forman la sagrada familia, y las hostias vivas espirituales impulsarán a que estas familias chinandeganas permanezcan unidas santificándose cada día al amor de Dios.

“Los hijos deben respetar a sus padres para que la bendición de Dios llegue a las familias y las oraciones sean escuchadas por nuestro Creador. Respétense mutuamente, hijos obedezcan a sus progenitores”, expresó el sacerdote.

Un gran paso
Durante su homilía, monseñor Donald García, párroco de El Calvario, felicitó a las 23 parejas por haber dado este paso importante en sus vidas, que los compromete a estar unidos a la fe cristiana.

Expresó que la familia es un don de Dios, por lo tanto debe permanecer firme en los designios de la Iglesia Católica, apartándose del mal que es impuesto por el demonio para destruir matrimonios.

“No importa que hayan caído algunos, lo importante es que se han levantado para seguir el camino recto de la salvación. Amárrense duro de Cristo y de la Virgen María para que superen las tentaciones del maligno”, dijo el eclesiástico, al tiempo que criticó a las instituciones que están a favor del aborto, de la eutanasia y de la prostitución, porque a su criterio no quieren que existan familias unidas.

El matrimonio los fortalecerá
Juan Carlos Reyes Moncada, quien ha procreado dos hijas, una de siete años y otra de siete meses con su esposa, Sandra Mayela Fuentes Mejía, dijo a EL NUEVO DIARIO que participan en retiros espirituales como parte de una comunidad cristiana, lo que les permitirá permanecer unidos hasta el final de sus días.

“Nos casamos porque es un mandato del Señor, nuestros valores morales basados en la enseñanza de Cristo nos fortalecerán y formaremos a nuestros hijos con esa doctrina”, manifestó.

Por su parte, Francisco Granados, de oficio taxista y con ocho años de convivir con la señora Elvira Vanegas, con quien ha procreado un niño, se mostró feliz de haber contraído matrimonio con la mujer que adora, y se comprometió a respetarla.

Manuel Romero y María Esperanza Rocha Falcón tienen 16 años de casados por la vía civil, han engendrado dos hijos y decidieron enlazarse eclesiásticamente para consolidar su amor, y ser fieles a Dios que los inspira en el trajín diario.