Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Las familias damnificadas que el gobierno ubicará en Tipitapa tendrán a mano una atención médica básica, aseguró José Medina, Director de Epidemiología y Salud Ambiental del Ministerio de Salud, Minsa.

Medina especificó que habrá un médico y un equipo de enfermeras para la nueva comunidad, conformada por personas que habitaron barrios costeros de Managua, que resultaron inundados durante el invierno pasado, sobre todo el Manchester.

“La unidad de salud estará lista antes que lleguen todos los refugiados. Para ello se habilitará una casa prefabricada donde se dará cobertura a casos cotidianos, de urgencia, como diarreas y enfermedades respiratorias”, ejemplificó.

El médico indicó que también estarán proponiendo en la zona una especie de “corralito sanitario”, para que animales como el ganado no se mezclen con la gente, especialmente con los menores de edad.

“Los niños suelen caminar descalzos en las viviendas a pesar de que los cerdos, el ganado y las ratas andan por ahí, y eso puede provocar leptospirosis, entonces queremos poner ciertas condiciones técnicas, porque para nosotros las familias (damnificadas) son seres humanos que merecen un lugar digno”, argumentó.

Medina sostuvo que ya dieron el visto bueno al nuevo asentamiento. “Hace 15 días fuimos al lugar y ya dimos (a pobladores y entidades gubernamentales) una serie de recomendaciones. En primer lugar, realizar una adecuada distribución de las letrinas y asegurar el abastecimiento de agua, para evitar diarreas y otras enfermedades”, reiteró.


Población deberá ayudar
Señaló que aconsejaron un ordenamiento en la recolección de basura “para evitar un caos sanitario. Es decir, nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde, pero también vamos a requerir que la población nos ayude”, destacó.

A juicio de Medina, el momento de traslado es bueno porque no hay lluvias. “Y de aquí al invierno todo podría estar ya ordenado… incluso, creo que será necesario que nosotros, todas las instituciones involucradas con los damnificados, hablemos con los refugiados, porque de hecho van a iniciar una nueva vida”, planteó.

Las familias que se están ubicando ya en la zona se quejan de que el terreno es árido y es un sitio sin servicios básicos. En ese sentido, Medina enfatizó: “Ya solicitamos la instalación de agua en el lugar”.