Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Carta recibida:
Hola “Aprendiz de Quijote”. Mi nombre es Gioconda, estoy recurriendo a sus valiosos conocimientos para tener claridad con el siguiente caso. Mi esposo tiene a su madre en Estados Unidos (EU), ella es residente desde hace muchos años. Ella metió la petición de mi esposo en la tercera categoría (hijos mayores de 21 años y casados) hace como cuatro años. Ya han pasado tres años desde que le mandaron a decir que el caso estaba aprobado y todavía seguimos esperando la visa para emigrar.

¿Cuál es el mecanismo que sigue? ¿Cuándo aprueban la petición? ¿Los que estamos afectados directa o indirectamente (esposa y una niña de seis meses) la adquirimos una vez que él vaya a EU y nos pida?
Según mi suegra, una vez que llaman de la Embajada de EU en Managua, el que va para EU primero es mi esposo. En la petición, la niña no está incluida en el caso, ¿qué se hace? Deseándole éxitos en esta cruzada de ayuda,

Gioconda, Managua.


Respuesta:
Tenemos que “asumir”, de la información que nos envía, Gioconda, que la madre de su esposo es ciudadana gringa por naturalización, puesto que su suegra realizó la petición en la categoría de hijo mayor de 21 años. Pero también nos manifiesta que es residente desde hace muchos años, y los residentes no pueden hacer peticiones por hijos casados.

Desglosemos, pues, el caso para beneficio de miles de lectores de esta columna semanal de los viernes, producida por AyudaUSA y exclusiva por EL NUEVO DIARIO.

Cuando la petición i-130 es aprobada, luego es enviada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (Uscis), al Centro Nacional de Visas (NVC), del Departamento de Estado de EU (Usdos), para continuar con el proceso. El NVC le envía una carta junto al formulario DS-3032 (al peticionario o beneficiario) donde le pide que escoja quién será la persona (agente y su dirección) que lo representará en esta parte del proceso. Dónde y a quién se enviará correspondencia, petición de documentación, cobros de 70 dólares y 400 dólares, correspondientes al afidávit de sostenimiento y pago de visa de residente, respectivamente.

En ciertos casos es el bufete jurídico que sometió la petición (i-130) el que recibe la correspondencia del NVC, pidiendo documentos y pagos necesarios. Otras veces no es así. Muchas veces, al recibir la primera carta del NVC, el beneficiario se escoge a sí mismo como el agente que tendrá control del caso, quien recibirá la correspondencia. En opinión de los juristas de AyudaUSA, esto puede fácilmente retardar el proceso, puesto que el beneficiario vive en Nicaragua, y tomará varias semanas o un mes completo, para que una de las cartas llegue del NVC, ubicado en Portsmouth, NH, a la casita donde está haciendo campamento el nica. En ciertos casos se pierde la correspondencia, no llega a su destino final.

Con relación a que el beneficiario principal salga primero de Nicaragua y que cuando esté en EU realice una petición a favor del cónyuge, hijos menores, pues no tiene por qué hacerlo, puesto que todos son beneficiarios en la misma petición original de la madre ciudadana gringa y pueden viajar juntos todos, informando por escrito al NVC quiénes son los que viajarán y la relación familiar.

Pero amiga Gioconda, si se desea que el principal viaje primero –-por razones económicas--, es posible realizar la gestión de visa para el resto de los familiares sin necesidad de hacer una petición nueva. Siempre bajo la petición original de la madre ciudadana gringa por su hijo, se puede esperar unos cuantos meses en Nicaragua (no muchos) y gestionar la visa de emigrante posteriormente bajo la primicia de “following to joint” (siguiendo para unirse). Pero hacer una nueva petición por el núcleo familiar, por parte del nuevo residente legal, sería un grave error.

¿Que la niña no está incluida en el caso original? No se preocupe, es fácil de resolver. Cuando manden de vuelta la primera correspondencia al NVC, el agente a cargo del caso tiene que someter la partida de nacimiento de la niña, donde claramente aparece el nombre completo del padre y la madre, y una cartita requiriendo la inclusión de ella en el paquete familiar.

Hay un dato muy importante que a usted, Gioconda, se le escapa. Es la fecha en que la petición de su suegra fue sometida. Usted dice “hace como cuatro años”. Sin mes ni año.

Para el mes de febrero de 2009 la categoría de hijos casados de ciudadanos estadounidense (tercera preferencia) se está tramitando con fecha de prioridad al 01 de agosto de 2000. La cola de espera, en la tercera preferencia, actualmente es de aproximadamente ocho o nueve años, y comienza cuando se somete la petición i-130.

Mayores datos, mejores posibilidades

Estimados amigos, amigas lectoras, en AyudaUSA tratamos de contestar las inquietudes, los casos que nos presentan mediante el correo oficial (ayudausa@hotmail.com). Unos sencillos y otros complejos. Los datos individuales o familiares que nos envían, en la mayoría de los casos, están bastante incompletos. Pues bien, necesitamos información más completa, precisa, para responder de manera más amplia y segura cómo visualizamos el caso, cómo se puede resolver con éxito, dentro los parámetros vigentes de las leyes, códigos y procesos migratorios-consulares.

Tome en cuenta que entre más datos e información específica tengamos del caso a tratar, del entorno de usted, estudios realizados, raíces familiares, condición financiera y laboral, peticiones migratorias hechas, violaciones involuntarias-voluntarias al sistema de visas-estatus migratorios, pues mejores posibilidades de éxito tendremos. Y si puede, llámenos, visítenos, que nos encontramos de visita profesional en Managua hasta el diez de febrero. ¡El resto... es historia!

*Sociólogo, catedrático, jurisprudencia
Migratoria-Consular & Derechos Humanos
Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000
Casa 30, Reparto San Martín, Managua.

Telf.: 266-2000. Cel.: 893-3000
ayudausa@hotmail.com