•  |
  •  |
  • END

Carlos ve su “sueño realizado” en la inseminación artificial
La Cuenta Reto del Milenio (CRM) sigue generando oportunidades de superación y empleo en la actividad ganadera de Nicaragua, además de acompañar a los productores de occidente en el mejoramiento de la actividad agropecuaria. Carlos Martínez Izquierdo es una prueba de ese apoyo, pues dice ver su “sueño realizado”.

La CRM le ha abierto la posibilidad de dedicarse a lo que siempre fue “su sueño”, brindar asistencia técnica en su comunidad. Martínez fue uno de los 60 productores que recibió el año pasado un curso de inseminación artificial, impartido por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), a través de un convenio con la CRM y su operador ganadero TechnoServe.

Durante una semana de preparación teórica y práctica, este joven de 27 años, al igual que otros productores de Núcleos Ganaderos, adquirió las herramientas necesarias para implementar esta técnica de reproducción.

“Fue una excelente oportunidad apropiarnos de esta tecnología. Mi deseo es seguir multiplicando mis conocimientos”, refirió Martínez, quien fue contratado por la empresa Reprotecsa para apoyar en el seguimiento al Programa de Inseminación promovido por la CRM.

Carlos no ha perdido el tiempo y ha apoyado a sus vecinos y amigos con asistencia al ganado, ya que también recibió los conocimientos básicos en materia de reproducción ganadera. “Como parte del programa se ha brindado capacitación a los productores socios en inseminación artificial, y los más destacados tienen la oportunidad de ser contratados por la empresa que ganó la licitación, lo cual nos alegra”, manifestó Aldo Toruño, Gerente del Conglomerado Ganadero de la CRM.

El Programa de Inseminación tiene como propósito garantizar un hato bovino de alto valor genético, con calidad en peso, talla, cantidad de grasa y buena producción de leche.

De acuerdo con Toruño, la empresa Reprotecsa ha inseminado 700 vacas en el municipio de León, sin embargo, la meta es preñar a un mil quinientas durante los próximos meses. Las razas facilitadas a los productores ganaderos son: Holstein y Pardo Suizo, las cuales tienen como ventaja una mayor capacidad de producción de leche, y que, mezclada con las razas criollas, proveerán el cruce idóneo para mejorar la productividad.

Quema de monte deja sin luz a gran parte de occidente

La quema de monte en varias parcelas de tierra ubicadas entre El Viejo y Villanueva, en Chinandega, anoche provocó una falla en el tendido de alta tensión de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), que reporta el colapso del servicio de energía eléctrica en gran parte del occidente del país.

Hazel Gutiérrez, divulgadora de Enatrel, anoche informó que el incendio provocado para la quema del monte en varias tierras alcanzó unos cinco postes de la línea de transmisión número 6100, a eso de las 6:30 de la tarde, lo que dejó sin servicio a los pobladores vecinos.

“Esa línea permite transportar la energía eléctrica desde Villanueva hasta Mina El Limón, y toda esa zona está sin energía, y, seguramente, la gente va a amanecer sin servicio porque las reparaciones apenas empiezan tras detectar el origen de la falla”, señaló Gutiérrez.

La divulgadora de Enatrel aseguró que dicha incidencia será superada hoy y pide paciencia a los pobladores del sector, pues las cuadrillas están volcadas sobre esa emergencia.

Universidad Agraria y Politécnica de Madrid unen esfuerzos por zonas rurales
Autoridades de la Universidad Nacional Agraria (UNA) y de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), España, pusieron en marcha el proyecto “Incidencia de los Proyectos y Programas de Desarrollo Rural en la Seguridad Alimentaria y Nutricional de las Comunidades Rurales de Nicaragua”, con el fin de fortalecer la investigación, la lucha contra el hambre y la incidencia de las mujeres en este tema.

El proyecto inició en el municipio de San José de Cusmapa, Madriz, y entre los primeros resultados destaca que nueve estudiantes de la Facultad de Desarrollo Rural (FDR) de la UNA están realizando sus tesis de investigación con avances notables, los que fueron presentados a las autoridades de ambas universidades, alcalde entrante, concejales y representantes de organismos gubernamentales que desarrollan sus actividades en dicho municipio.

Los resultados preliminares demuestran que en estas comunidades no se dispone de suficiente alimento, pues el 71 por ciento de una muestra poblacional asegura que no logra satisfacer dichas necesidades. Entre las causas de este problema subrayan las prolongadas sequías, la falta de recursos económicos, bajo rendimiento productivo, altos precios de los alimentos y escasez de semilla, entre otras.

“A través de los resultados obtenidos podemos asegurar que sólo el 10.2 por ciento de los pobladores de la zona accede a los alimentos en su totalidad. Un 79.6 por ciento accede medianamente, y otro 10.2 por ciento, de forma insuficiente. Eso demuestra que existe un déficit alimenticio y desnutrición crónica en la zona”, expresó Idania Montes Blandón, estudiante del quinto año de la carrera de Agronegocios.

En sus recomendaciones, los estudiantes exponen la necesidad de reorientar estrategias por parte de las organizaciones presentes en la zona, para que los pobladores puedan disminuir las causas por las cuales no logran satisfacer sus necesidades.

“Fomentar iniciativas generadoras de empleo, haciendo uso de los recursos disponibles en la zona, tales como turismo, artesanía local, producción de alimentos y forestería comunitaria. Eso puede ayudar a mejorar el nivel de vida de la población, además, la alcaldía, en conjunto con las instituciones vinculadas a la seguridad alimentaria y nutricional, debe ejecutar proyectos de conciencia para mejorar el nivel nutricional y el desarrollo de los pobladores”, recomendó Montes.

El doctor Víctor Aguilar Bustamante, Vicerrector General de la UNA, expresó el compromiso de esta Alma Mater con los sectores más desfavorecidos de nuestro país, a través de la ejecución de estos proyectos que se ejecutan en diferentes comunidades con la colaboración de instituciones y organismos nacionales e internacionales.

“Nuestra misión está orientada al desarrollo agrario sostenible, a través de la formación de profesionales competitivos, como estos jóvenes, que han dejado la comodidad de sus hogares para compartir con los pobladores de este municipio sus conocimientos. Los resultados de estas investigaciones que hoy se presentan sirven a los estudiantes para culminar sus estudios, pero también les permiten entrar en contacto con el sector rural y así tener una visión de la realidad”, señaló Aguilar.

La doctora Ana Isabel García, de la UPM, refirió que esta universidad viene apoyando estas iniciativas como parte de un proyecto regional que pretende proponer y validar un modelo de desarrollo rural, basado en la consecución de los objetivos de desarrollo del milenio en comunidades rurales de Centroamérica, ya que el 70 por ciento de los pobres y hambrientos del mundo vive en el medio rural.

Ella manifestó que “en la región permanecen importantes bolsas de pobreza y desnutrición, por eso nos hemos propuesto trabajar en municipios eminentemente rurales, altamente dependientes de la agricultura, con degradación de sus recursos naturales y que presentan problemas de aislamiento. Para ello proponemos la participación comunitaria y el involucramiento de la comunidad universitaria en el medio rural desfavorecido”.

El alcalde de este municipio, Néstor Maldonado, aseguró su pleno respaldo a esta iniciativa de la UNA y UPM, que vienen trabajando desde hace dos años en esta localidad. “Somos el segundo municipio más pobre de Nicaragua, por eso es que la UNA y la UPM se trasladaron aquí. Vivimos de una agricultura rudimentaria, pero hoy estamos mejor que hace cuatro años, por eso queremos hacer hincapié en el desarrollo del capital humano”, reiteró el edil.