•  |
  •  |
  • END

Fueron 47 los diputados ante la Asamblea Nacional que ratificaron el Protocolo de Entendimiento suscrito entre el gobierno y Unión Fenosa, sandinistas en su mayoría. Cuando sea publicado en los diarios y entre en vigencia este documento, toda la Industria Eléctrica tendrá un marco legal robustecido para entregar, cobrar y hasta proteger sus inversiones y ganancias, al prestar el servicio de energía eléctrica en todo el territorio nacional, incluyendo cárcel para quienes se opongan a las disposiciones.

Los diputados que votaron a favor de la ratificación del Protocolo fueron los 38 del FSLN, los seis de la bancada de ALN, el diputado suplente del legislador del PLC Guillermo Osorno, y los diputados independientes Juan Ramón Jiménez y Mario Valle.

Con este acto, las empresas del sector eléctrico dejarán de pagar impuesto municipal, cargarán a todos los nicaragüenses el alumbrado publico, y las conflictivas deudas históricas entre el Estado y Fenosa serán “compensadas”, mientras los restantes 11 millones 56 mil 136 dólares que salen de saldo a favor del Estado, se convertirán en el 16% de las acciones de las dos distribuidoras (Disnorte y Dissur), que ahora manejará el gobierno mediante un representante en la Junta Directiva.

Las 16 resoluciones del INE

Cuando sea publicado el Protocolo en los periódicos o La Gaceta, Diario Oficial, serán revocadas en el acto 16 resoluciones que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) dictó para “medir las costillas” a la transnacional entre el 25 de julio de 2003 y el ocho de abril de 2008. Eso incluye todas las multas o pagos que Fenosa debía cancelar al Estado, que suman casi tres millones de dólares, por incumplir con sus inversiones o mal prestar el servicio a la población, lo que generó airadas protestas en su momento.

En estas resoluciones se le declaraba a Fenosa la segunda etapa del proceso de privatización para evaluar lo que hizo durante la primera, se reformaban las normativas vigentes para que cumpliera, se aplicaba descuentos tarifarios a favor de los clientes por suspenderles el servicio y hasta sanciones por los apagones de 2005 y 2006.

Hasta Embajada de Austria

Entre estos fallos, a Fenosa también se le “revoca” tener que pagar más de 60 mil 500 dólares por daños causados a la Embajada de Austria, y se deja sin efecto una autorización que se le había dado a la Industria Cervecera para que fuera “gran consumidor” y se le permitiera comprar a los generadores de forma directa, sin Fenosa de por medio.

Los diputados que ayer ratificaron el documento, sandinistas en su mayoría, también votaron a favor de que se suspendiera la resolución del 21 de agosto de 2006, donde la Contraloría General de la República (GCR) denuncia de nulidad el contrato de concesión que firmó Fenosa con el gobierno de Arnoldo Alemán para privatizar el servicio.

¿Dónde está el Plan de Inversiones?

Los diputados y los funcionarios de gobierno aseguran que Fenosa, a cambio, hará una serie de inversiones. EL NUEVO DIARIO buscó dichas obras y el monto de dinero dentro de este documento, y no están por ningún lado.

Dicen que la empresa invertirá 33.7 millones de dólares en un período de cuatro años, cuando el Estado entregará subsidios millonarios salidos del erario público para mejorar las redes de distribución en los asentamientos. Pero eso no aparece en el Protocolo de Entendimiento, y mucho menos el Plan de Inversión que este año ha mencionado más de cinco veces el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

Los diputados del FSLN, al igual que el primer secretario de la Junta Directiva de la Asamblea, el diputado Wilfredo Navarro, insistieron en que con la ratificación del Protocolo se “garantiza” que las distribuidoras inviertan en el sistema de distribución de energía eléctrica y que no haya “apagones”.

Castro reconoce

Al ser consultados sobre el nuevo subsidio que sería entregado a Fenosa vía Presupuesto General de la República, se mostraron indoctos y hasta negaron que en el documento se mencione un subsidio adicional al que ya se le está entregando a Fenosa, para evitar las alzas entre los clientes que consumen 150 o menos kilovatios hora al mes, que, según cifras de esa compañía, es de 365 mil dólares mensuales (7 millones 272 mil 698 córdobas).

“En el Protocolo no se precisa (subsidio). Se precisa que hay que ir mejorando el sistema de servicio a los asentamientos”, reconoció el jefe de la bancada del FSLN, diputado Edwin Castro, quien insistió: “No, no, no, no. Nunca se ha subsidiado a la empresa. Cuando ha habido subsidio lo hemos aprobado aquí, transparentemente, a los usuarios más bajos, acordémonos que para los (consumidores) menores de 150 kilovatios no hay incrementos”.

¿Subsidio será de cuánto?

Navarro no votó ni a favor ni en contra de la ratificación del Protocolo, pero en el dictamen favorable que dictó la Comisión Económica de la Asamblea aparece su firma en la que solicita al plenario su aprobación. Aunque el diputado dijo que “lo importante es que no se incremente la tarifa de luz y que se garantice la inversión para mejorar el suministro”, no se refirió a los desembolsos de los nuevos subsidios que se contemplan a favor de Fenosa por pérdidas en asentamientos y hasta por inversiones.

Y es que en el párrafo tres del inciso 4.6 del Protocolo, se detalla que “durante un periodo de cuatro años, a partir de la fecha de entrada en vigor del Protocolo, el gobierno otorgará un subsidio, cuyo objetivo será cubrir parcial y temporalmente el costo de la energía suministrada por las Distribuidoras a los consumidores de los asentamientos humanos espontáneos y barrios económicamente vulnerables”.

“Del mismo cuero salen...”

El subsidio corresponde al cuatro por ciento del precio de toda la compra de energía de los clientes de medio consumo en los primeros 12 meses.

“A como está la tarifa ahorita, son como unos 600 mil dólares mensuales (en subsidio)”, calculó Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa. Es decir, que mientras el Protocolo “garantiza” las inversiones por un monto de 33.7 millones de dólares para mejorar el sistema eléctrico, también los diputados se comprometieron a aprobar el desembolso de por lo menos 7 millones 200 mil dólares en subsidio en 12 meses a la empresa española.

En otras palabras, Fenosa invertirá para mejorar el servicio eléctrico en los asentamientos con subsidio que el gobierno le entregará a través del Presupuesto, en donde según la firma consultora colombiana Concol, del 25.92 por ciento de las pérdidas de electricidad que tiene la empresa, un 17.5 por ciento ocurre principalmente en asentamientos y mercados, mientras un 8.42 por ciento son pérdidas técnicas, propias de las redes de Fenosa.

Mónica, la única

La diputada Mónica Baltodano, del Movimiento del Rescate del Sandinismo, fue la única clara en dar su voto en contra de la ratificación del Protocolo, y fue la única a quien le fue apagado su micrófono por el presidente de la Junta Directiva de la Asamblea, René Núñez. Antes, advirtió a sus colegas que la aprobación de ese documento da la libertad a Fenosa de realizar alzas por el servicio de alumbrado público, según se precisa en el inciso 4.7.

Baltodano recordó que en ese mismo inciso se deja claro la eliminación del impuesto municipal que paga Fenosa y las generadoras eléctricas a las alcaldías, pues ahora será pagado como un solo impuesto al gobierno central, lo que significa que con el Protocolo “sustituyeron a los 93 diputados y legislaron también sobre régimen tributario para el país... sin cambiar ni una sola letra de lo que ellos dictaron”.

EL NUEVO DIARIO profundizará en su edición de mañana en el contenido de este documento y en los cambios que se le aplicaron antes de ratificarlo en la Asamblea Nacional.