•  |
  •  |
  • END

Comenzó la “guerra” contra las empresas que venden agua purificada en Managua. La Fiscalía acusó en los juzgados a los representantes de cinco empresas comercializadoras, porque supuestamente incurrieron en el delito de infracción al derecho de marca y competencia desleal, al embotellar su producto en los botellones de otra compañía.

Según el escrito acusatorio que la fiscal Blanca Rosa Calero presentó en el Juzgado Décimo Penal de Audiencias, la Compañía Cervecera de Nicaragua es la titular de la marca “Fuente Pura”, debidamente inscrita en el Registro de la Propiedad Intelectual, sin embargo, cinco empresas comercializadoras de agua están usando los botellones de cinco galones para vender su producto.

Agrega la acusación que la Compañía Cervecera, titular de la marca “Fuente Pura”, que esta empresa realiza constantes inversiones en la compra de esos envases retornables, los que tienen una impresión serigráfica de alto relieve con el logo y marca respectivos, pero en el período comprendido entre el seis de noviembre de 2007 y el 28 de enero de 2008, descubrieron que los botellones estaban siendo rellenados y reetiquetados por las empresas acusadas.

Inmediatamente denunciaron el caso en la Policía, y con su ayuda la Cervecería, logró incautar 6,270 botellones de “agua pura”, pero con las etiquetas de las empresas acusadas.

Álvaro José Lazo Argüello, representante de la Compañía Cervecera de Nicaragua, aseguró en la Fiscalía que las pérdidas para su empresa ascienden a 140 mil 320 dólares con 48 centavos, por la pérdida de envases, almacenaje y reetiquetado, entre otros rubros, pero, lo que es peor es la confusión entre los clientes, que creen que están comprando “Fuente Pura”, pero ven otra marca y desconocen si el agua mineral que están adquiriendo, tiene o no la misma calidad que la otra.

La unidad especializada de delitos de propiedad intelectual de la Fiscalía le pidió al Juez Carlos Solís que cite para audiencia a Edgar Chamorro Cuadra, representante de Aguas Industriales, que comercializa la marca “Cascada”; Ricardo Sotomayor Castellón, de Maquinsa Industrial, que vende agua “Montaña”; Luis Alfonso Daboud Estrada, de Daboud, Kalil y Compañía, que vende “Cool Wave”; Iván Morales Cajina, de Aguas Titos, que comercializa “Agua Pura Tito’s”, y a Luis Hyacinth Peunet Núñez, de Agua Fresca, que comercializa “Aguas Fresca”.

Piden retención migratoria

La Fiscalía está solicitando al juez que le decrete a cada acusado la retención migratoria y que los obligue a pagar una caución económica, pero hasta que el judicial celebre la audiencia es que se sabrá si tales medidas cautelares tendrán eco o no.

No fue posible ubicar ayer a los representantes de las compañías antes mencionadas para conocer su posición en torno a la acusación de la Fiscalía, pero se conoció que una vez que la Policía intervino en el caso, dejaron de comercializar su producto en las botellas de “Fuente Pura”, como supuestamente estaba ocurriendo.

La fiscal Blanca Rosa Calero explicó que este tipo de delito es susceptible de mediación, es decir, que la parte acusada puede resarcir de forma económica el daño supuestamente causado y ponerle fin al juicio.