•  |
  •  |
  • END

En marco de la celebración de la Reunión Regional sobre los Avances y Desafíos para alcanzar una América Libre de Minas Antipersonales, la Campaña Internacional para la Prohibición de Minas, ICBL, dio a conocer la situación de la región americana con respecto a los procesos de desminados.

Según Brenda Tapia, asesora técnica de salud y de rehabilitación de Handicap Internacional, el proceso de remoción de minas en todo el continente americano va en buen rumbo, pero al referirse a nuestro país, señaló que Nicaragua pidió una extensión de un año para finalizar su proceso de desminado, ya que no será posible concluir en abril próximo, como se tenía previsto.

“Esperamos que los países cooperantes puedan ayudar a Nicaragua a conseguir los 5.5 millones de dólares que necesitan para cubrir los trabajos de desminado, durante el año extra que pidieron y que todavía no tienen presupuestado”, expresó Tapia.

De igual forma, Megan Burke, Directora de ICBL para el continente Americano, hizo énfasis en la importancia de que nuestro país complete la extracción de minas en las zonas que aún presentan estos artefactos, tales como Jinotega y Nueva Segovia.

“Sólo falta que Nicaragua termine su desminado para declarar toda la región centroamericana como zona libre de minas, ya que Honduras, El Salvador, Costa Rica y Guatemala ya lo son”, concluyó Burke.

Por su parte, Marlon Orozco, sobreviviente de una mina antipersonal que a los ocho años de edad le provocó la pérdida de su mano izquierda y de su pie derecho, así como su ojo izquierdo, pidió al gobierno que se preocupe por las víctimas de las minas, ya que no reciben ayuda alguna por parte del Estado.