•  |
  •  |
  • END

Aunque faltan más de 30 días para Semana Santa, los balnearios populares, bajo tutela del Gobierno, ya están prácticamente listos para los veraneantes. La viceministra de Turismo, Meyling Calero, adelantó que la mayoría de los cincos centros turísticos que administra el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) están con las “mejoras concluidas” en su infraestructura.

“La mayoría tiene terminadas sus remodelaciones... Pochomil, La Boquita, la laguna de Xiloá, el Centro Turístico de Granada y El Trapiche ya tienen condiciones dignas para recibir a los turistas”, garantizó Calero.

Sin embargo, se desconoce si el Ministerio de Salud (Minsa) está realizando las debidas inspecciones en los centros en mención.

El Intur destinó a finales del año pasado más de 10 millones de córdobas para esas habilitaciones que incluyeron servicios sanitarios, vestidores, drenajes, andenes, reparación de los portones, alumbrado eléctrico, instalación de bancas y juegos infantiles.

Prevén visitas “masivas”

La meta de la entidad era “estrenarlas” en 2009, hecho que al parecer se cumplirá como estaba previsto.

“Ustedes (los medios) pueden ir a verlos, notarán que tienen otras condiciones: no están abandonados como en los gobiernos anteriores”, reiteró la funcionaria. Es más, “esos son sitios que ni siquiera tenemos que promover porque la gente los busca, eso es algo natural, la gente sabe que son del pueblo y que están en otras condiciones”, planteó.

Calero señaló que, al igual que un año atrás, proyectan visitas “masivas” en los centros descritos. “El año pasado en los centros se movilizaron 800 mil turistas (una buena parte nacionales) y creemos que este año la cantidad podría ser similar”, apuntó.

Chequean alimentos

La viceministra de Turismo, Meyling Calero, adelantó que ya están capacitando a los prestadores de servicios en los balnearios que maneja el Intur.

“Los estamos capacitando en manipulación de alimentos y atención a los turistas”, detalló, tras señalar que lo están haciendo en coordinación con otras instituciones gubernamentales. Entre tanto, el Minsa anunció que lleva un 40 por ciento de cumplimento en la inspección de los establecimientos expendedores de alimentos. La meta de la entidad es tener concluida esa fiscalización ocho días antes de las vacaciones de verano.