•  |
  •  |
  • END

No esconden el miedo que les invade. Algunos se ven nerviosos y con cierta ansiedad. Sin embargo, los padres de los cuatro niños con Síndrome de Crouzon y de Apert, quieren llegar hasta el final: las cirugías.

El próximo lunes, el cirujano plástico Armando Siu, junto a los expertos colombianos Rolando Prada y Enrique Jiménez, operará a los cuatro menores, de un total de diez que están en espera, para corregir las malformaciones craneofaciales que les aquejan.

“Se tratará de una pequeña jornada que efectuaremos durante dos días --lunes y martes próximos-- en el Hospital Infantil “La Mascota”, centro donde nos facilitarán dos (de los tres) quirófanos existentes”, explicó Siu.

Cada cirugía, según el experto, conllevará de cuatro a cinco horas. “Por eso sólo haremos cuatro intervenciones quirúrgicas, además, el hospital sólo nos prestará los quirófanos por dos días por la demanda que tiene”, agregó.

Los menores beneficiados son originarios de Managua y Granada, principalmente. Carlos Alberto Vílchez, el mayor de los pacientes que serán operados, está consciente de que no será un proceso fácil. Su nariz mide entre un ojo y otro, cinco centímetros, cuando lo normal es una anchura de tres centímetros.

“Eso estéticamente no se ve bien. Además, provoca problemas en la vista”, señaló Siu. La mamá de Carlos, Paula Vílchez, contó que su hijo sufre de burlas por ese problema. “Carlos tiene 16 años y es algo acomplejado, por eso vino donde el doctor (Siu), además tengo la ventaja de que las cirugías son gratis”, añadió.

Alistan a Enoc

Enoc Urbina, de dos años, quien sufre el Síndrome de Crouzon, también entrará en la jornada. Al pequeño en estos días se la ha sometido a varios exámenes para chequear su estado general de salud.

“Enoc tiene gripe, pero se la estoy combatiendo porque quiero que me lo operen. Claro, tengo miedo, pero la operación es necesaria. Primero Dios que todo salga bien”, comentó la mamá del niño, María José Téllez.

Juan de Jesús Corea, padre de Catherine Corea, quien sufre Síndrome de Apert, recalcó que también su familia está preparada. Catherine tiene diez años y cursa primer grado en la Escuela Especial “Melania Morales”, ubicada en la capital.

“Hemos tratado de que mi hija lleve una vida normal, me salió algo ‘durita’ porque apenas está en primer grado, pero con nuestro amor de padres hemos logrado que no se sienta mal por su enfermedad, y estamos ansiosos con la operación”, dijo el señor. Catherine comentó que luego de la cirugía, saldrá a correr y luego a estudiar.

Aunque en realidad, los menores tras la intervención quirúrgica pasarán a Cuidados Intensivos, donde serán observados para luego ser dados de alta y eso llevará varios días. El resto de menores, que quedará en espera, tendrá la posibilidad de ser operado, uno a uno, cada dos meses, en lo que resta del año, según cálculos de Siu.

Concierto para sensibilizar

Mariano Bermúdez, de la Fundación Alma Pinolera, de San Francisco, adelantó a EL NUEVO DIARIO que el próximo jueves realizarán un concierto en la Ruta Maya, Managua, para recaudar fondos y ayudar a los niños que sufren de malformaciones craneofaciales.

La entrada al concierto tiene un valor de 100 córdobas. Bermúdez agregó que con esto, además, quieren “hacer conciencia” en la comunidad nica sobre esos males. “Porque hay una gran cantidad de pequeños con esas malformaciones en el país”, refirió.

Agregó, además, que sigue abierta la cuenta bancaria 7505-03264 en Bancentro para apoyar la causa. “Ahorita llevamos más de 30 mil córdobas, pero requerimos más para empujar jornadas quirúrgicas durante todo el año”, apuntó.