•  |
  •  |
  • END

Mientras cientos de pobladores de Tipitapa hicieron un plantón en el empalme de San Benito, en protesta por el desabastecimiento de agua potable, miembros de las organizaciones de los consumidores solicitaron a Enacal que promueva un diálogo mediante el cual se permita debatir sobre cómo mejorar el servicio del vital líquido, e incluso ejecutivos de Unión Fenosa dijeron “estar abiertos” a participar en ese espacio para “limar asperezas” y hacer inversiones en donde sea necesario.

“Hoy más que nunca tiene mayor validez un diálogo porque hay verdaderos problemas de desabastecimiento de agua, y por eso creo que es el momento preciso”, dijo Gonzalo Salgado, coordinador de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), quien agregó que incluso es necesario que los miembros de las organizaciones de derechos humanos participen en ese espacio.

Recordó que el ministro de Hacienda y Crédito, Alberto Guevara, y los diputados ante la Asamblea Nacional, dijeron que no hay posibilidad de inyectarle recursos financieros a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), pero que tampoco es sano que los consumidores asuman un aumento en la tarifa, por lo que de acuerdo a Salgado, es oportuno que las autoridades de Enacal, “más que escuchar nuestras quejas, reciban propuestas de los consumidores”.

Debe haber agenda en común

Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), comentó que es una obligación de parte de las autoridades de Enacal mejorar el servicio a los consumidores, sin embargo para eso consideró adecuado que la Aguadora suscite un diálogo, pues el acceso al agua potable, de calidad, también es un derecho humano.

Maura Morales, Directora Ejecutiva de la Liga de Defensa de los Consumidores (Lideconic), expresó que de llegarse a concretar un diálogo, éste debe tener una agenda en común entre las organizaciones defensoras de los consumidores y otros organismos que participarán, pues eso permitiría que se aborden temáticas para buscar alternativas que busquen beneficiar directamente a los usuarios, y cuáles son las estrategias de Enacal para recuperar su cartera.

Enacal anuente a diálogo

Por su parte, Cristian Torres, divulgadora de Enacal, indicó que las autoridades de la Aguadora están dispuestas a promover ese diálogo para mejorar la situación de la empresa y de sus abonados, pero antes, las organizaciones de consumidores deben enviar por escrito una carta en donde soliciten formalmente ese espacio. “Claro que sí, nosotros estamos anuentes a realizar ese diálogo”, refirió la funcionaria.

Fenosa también dispuesta

“Yo quisiera, en nombre de la empresa, decirle a Enacal que estamos abiertos a dialogar, y si ellos creen que hay cosas técnicas que mejorar, lo podemos hacer”, declaró Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, ayer, en Disnorte, ubicado sobre la Carretera Norte, en donde ejecutivos de esa empresa explicaron a miembros de la Red y del Indec cómo atienden los cortes de energía a través del sistema

Protestas por falta de agua continúan
Desde tempranas horas, cientos de pobladores de barrios y comunidades de Tipitapa se plantaron en el empalme de “San Benito” y paralizaron el tráfico por varios minutos, en protesta por el desabastecimiento de agua, y después se trasladaron a las instalaciones de la alcaldía de Tipitapa, donde sostuvieron una sesión abierta con el alcalde de ese municipio, César Valle, y los concejales de diferentes organizaciones políticas.

Dentro de las quejas que recibieron los funcionarios de la comuna está la de los pobladores de las comunidades de “El Madroño”, “Zapote”, “Las Lomas”, “Bejuco”, “Luminapa” y “Casa Sola”, donde habitan más de 5 mil pobladores que sufren de desabastecimiento de agua potable cinco días a la semana, y sólo reciben el vital líquido dos veces por semana y dos horas en cada ocasión.

“Sin agua no hacemos nada, hay días que nos bañamos y hay días que no”, expresó Arlen Urbina, representante de las comunidades, quien también lamentó que muchos de los niños y niñas de los barrios se ha comenzado a enfermar de diarrea y otras padecimientos, debido a las condiciones antihigiénicas que predominan ante la falta del agua potable.