•  |
  •  |
  • END

Aún sin poder superar el dolor por el asesinato de su hermano, la señora Flor de Azalia Robles López demanda justicia a las autoridades de Policía de la ciudad de Matagalpa, a las que señala de haber engavetado el caso, mientras los asesinos andan libres.

Mi hermano Róger Robles López, de 44 años, murió de ocho impactos de bala, cuando dormía en una hamaca en la tina de un camión Ifa, rojo, placa BO1300, en compañía de Milder Alonso García y Danilo Martínez, quienes también resultaron con heridas de bala cuando descasaban en el automotor.

El hecho ocurrió el 29 de septiembre del 2008 en Villa Siquia, municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, a eso de las dos y media de la madrugada, frente al billar y bar El Vaquero, según el reporte de las autoridades de Policía.

El caso fue publicado en este medio el jueves dos de octubre en la sección de Sucesos, dijo muy consternada su hermana. Ella se quejó del poco interés de los oficiales de Policía en averiguar los hechos, pues nunca fueron pasados a los juzgados.

Flor de Azalia demanda justicia para que la muerte de su hermano no quede impune. No es posible, lamentó, que los autores del crimen anden gozando de libertad.

Señaló que en varias ocasiones ha acudido a las autoridades de Policía, y, hasta la fecha, el comisionado Jorge Medrano no ha asignado a los agentes para que realicen las investigaciones y capturen al culpable para que paguen por el delito que cometieron.