•  |
  •  |
  • END

“Estoy guindado”. Eso fue lo que le dijo el niño granadino Enoc Urbina Téllez a uno de sus médicos, cuando le preguntaron cómo se sentía, previo a su salida del Hospital Infantil “La Mascota”.

Luego pidió pizza, gaseosa y comentó que quería manejar de Managua a Granada. Estaba feliz. Enoc, tras diez días en observación, fue dado de alta este jueves en “La Mascota”, aunque cargará durante tres meses con el distractor red en su frente.

A Enoc inicialmente se le había diagnosticado el Síndrome de Crouzon, una malformación craneofacial, pero en una revisión más detallada, el genetista y director de “La Mascota”, Gerardo Mejía, determinó que el Síndrome que padece es el de Pfeiffer, pues Enoc, aparte de la malformación, tiene los deditos gordos del pie anchos y desviados.

El cirujano plástico Armando Siu, quien operó a Enoc con ayuda de médicos locales y colombianos, explicó que el niño reaccionó bien. “Él ahora tendrá el distractor red en su frente, que le va a corregir frente, ojos y maxilar. Los padres del niño irán socando, todos los días, medio milímetro el aparato, y eso va a ayudar, entre otras cosas, a aumentar las fosas oculares, lo que permitirá que los ojos quepan mejor”, expuso.

El papá del menor, Joseph Urbina, aclaró que el distractor no le causa dolor al niño. “Pero los médicos me comentaron que antes de cumplir los tres meses, le podría provocar cierto malestar, aunque estamos optimistas”, dijo.

Requerirá más cuido

Los martes de cada semana, el menor pasará revisión con Siu. Aparte de eso, la familia del menor deberá cuidar que no juegue con tierra, que no corra y que no se golpee, porque podrían correr el riesgo de que se suelte el distractor, ya que llegó incompleto, y el doctor Siu, con su equipo de médicos, tuvo que adaptarle algunos tornillos.

Urbina destacó al respecto que: “Si antes lo cuidamos en un ciento por ciento, ahora ¡imagínese! Con el aparato el cuido será de un ciento veinte por ciento. No nos vamos a despegar de Enoc, pero estamos felices y agradecidos porque se logró operar al niño gracias al apoyo de los médicos que lo hicieron sin costo alguno, con la ayuda de la gente, de los medios y del señor Mariano Bermúdez”.

Mejía y Siu también se mostraron satisfechos, al igual que el benefactor de Enoc, Mariano Bermúdez, ex presidente de Alma Pinolera, quien junto a los galenos ahora tienen como tarea conformar una asociación en Nicaragua, para ayudar a los niños con malformaciones craneofaciales.

“Si la gente se quiere unir a este esfuerzo pueden llamarme, porque queremos hacer la lucha de ayudar a más niños pobres con esos problemas”, expuso Bermúdez. Si usted quiere ser parte de la iniciativa, puede llamar a Bermúdez a los teléfonos: 985-1955 ó 278-6033
En recuperación
El cirujano plástico Armando Siu adelantó que los otros dos menores operados en la pequeña jornada de cirugías de malformaciones craneofaciales --Catherine, de diez años y Freigmar, de 14 meses-- permanecen aún en “La Mascota”.

“A Freigmar le daremos de alta el próximo lunes, y Catherine permanecerá unos días más en el hospital, porque le dio varicela y pulmonía, entonces tiene que recuperarse”, informó el doctor Siu.

Las mamás de ambos niños se apoyan en el cuido de los menores, ya que a la progenitora de Freigmar, Damaris Pérez, ningún familiar que la acompañe.