Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Las contradicciones entre las ordenanzas municipales en torno a los sitios donde no pueden operar cantinas, bares y juegos de azar que estén a menos de 400 metros de las iglesias y colegios de Managua, quedaron al descubierto en el Concejo de Managua durante la aprobación de un dictamen que simplifica el trámite para obtener permisos para instalar negocios en la ciudad.

“El dedo sobre la llaga” lo puso el profesor y concejal Róger Mayorga, jefe de la bancada del PLC, quien abogó por el caso de una ciudadana que vive de la iglesia de Monseñor Lezcano, tres cuadras y media al lago, a la cual las autoridades de la alcaldía no le extendieron el permiso para operar un bar, después de llenar los requisitos de ley y hacer los gastos necesarios.

Dijo el concejal que es absurdo que la Dirección de Medio Ambiente de la comuna no haya autorizado ese permiso, cuando a pocas cuadras (menos de los 400 metros que establece la ley) operan una serie de negocios, entre ellos bares, ventas de licores y hasta un centro de placer que antes se conoció como “Vale todo” y ahora se llama “Girls”, que está media cuadra hacia abajo de la estatua de Monseñor Lezcano.

Mayorga dijo que si “vamos hacer eso (aprobar la disposición municipal), tendríamos que quitar todos los negocios que existen en Nicaragua a menos de 400 metros de las iglesias y colegios, porque muchos están más cerca de los templos que el de la señora de Monseñor Lezcano”.

También llamó la atención de que la disposición aparezca un día de tantos politizada por el partido que gobierna la alcaldía, “porque no vaya a ser que salgan pidiendo un aval de los CPC, y creo que esto no debería ser así, porque esta alcaldía no debe trabajar por determinado partido político, sino a favor de toda la ciudadanía de Managua”.

“Creo que debemos ser conscientes, la gente está sin trabajo y anda buscando cómo ganarse la vida, y nosotros más bien le estamos quitando ese derecho, por lo que demando que instruyan a las estructuras respectivas (de la comuna) que revisen el caso de la señora de Monseñor Lezcano”, añadió.

La iniciativa para agilizar los trámites para licencias y permisos de nuevos negocios había sido presentada el año pasado por el entonces jefe de la gobernatura de Managua, ingeniero Dionisio Marenco, según dice el dictamen aprobado por unanimidad por el actual Concejo.

En síntesis la disposición es la reducción del tiempo, así como de los requisitos para la construcción y formulación de las licencias de operación de negocios, con lo que a juicio de los concejales, “estamos estimulando al comerciante y al inversionista, y ahora las gestiones que consumían 30 días se reducen a tres días.

El concejal liberal Jimi Harold Blandón dijo que con la aprobación de la disposición, ahora Nicaragua puede acceder en una página de internet a una mejor posición que va a permitir mayor inversión, al tiempo que recordó que esa apertura la apoya el Banco Mundial.