•  |
  •  |
  • END

Panamá
La Ley General de Aguas Nacionales todavía no garantiza el manejo adecuado y la gestión integrada del recurso, pues existen muchos plazos vencidos en sus disposiciones, mientras continúa la contaminación y explotación indiscriminada. Eso dejó en evidencia a nivel regional, Félix González, Secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Asamblea Nacional.

La exposición de González alertó a los miembros de la Asociación Mundial del Agua (GWP, por sus siglas en inglés) y la Red de Comunicadores del Recurso Hídrico, durante un encuentro celebrado a fines de marzo en el Centro de Capacitación “Ascanio Arosemena” de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

González recordó la “fiesta con bombos y platillos” que vivió el país y que promovieron varios diputados y diversos organismos ambientales, el cuatro de septiembre de 2007, cuando se aprobó esta Ley (número 620), la que entró en vigencia el cuatro de marzo de 2008. “Es una celebración que no ha tenido eco en el cumplimiento”, dijo.

Más contaminación

Y es que se trata de la primera Ley de Aguas que tiene un país de Centroamérica, lo que nos ha conllevado, primero: a frenar la contaminación del recurso. Muestra de eso es que el Ministerio de Salud (Minsa), ahora registra siete cuerpos de agua tan contaminados que ninguna persona debería bañarse en ellos, y otros 41 que están “en riesgo”.

González destacó que las autoridades no han dado garantías de que este instrumento legal se vaya a cumplir y “basta revisar en detalle sus artículos”, según precisó a las autoridades de GWP, delegados de Costa Rica, Panamá y Nicaragua; y periodistas del Istmo.

Recordó que, según la Ley, en septiembre pasado, se debía constituir e instalar la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y no se ha cumplido, lo mismo que la Comisión Nacional de Recursos Hídricos (CNRH).

Ortega nombra

Tampoco se ha electo al director del ANA, y esa discusión se ha estancado en el Parlamento, aunque el 13 de agosto de 2008, el Presidente dictó el decreto 311-2008, donde cambia lo que dispone la ley, y nombra entre el Consejo Directivo de la ANA a las titulares del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

En diciembre de 2008, aseguró que se debía aprobar la Ley de Canon para el uso y aprovechamiento del recurso invertido, algo que tampoco ha sucedido, y menos la aprobación de la Ley Especial de Pago por Servicios Ambientales.

Ni siquiera presupuesto

En el artículo 133 de la Ley, se dispuso que el Poder Ejecutivo destinaría recursos del presupuesto “a efectos de garantizar el funcionamiento de las instituciones creadas por esta ley”, pero tampoco se cumplió este año.

González enumeró varias disposiciones que hasta hoy duermen “el sueño de los justos” en las gavetas de la Asamblea, y recomendó que la temporada de verano sería de especial interés para reflexionar al respecto, considerando que muchos se desplazan hacia los cuerpos de agua que tiene el país, “que cada vez son menos por su contaminación”.

Las palabras de González se escucharon en una capacitación regional para periodistas que organizó GWP en celebración del Día Mundial del Agua, la que fue coordinada por la ACP, la Comisión Interinstitucional de la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá (CICH), y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de ese país.