•  |
  •  |
  • END

Primera Feria Nacional de Cooperación Universitaria
Sylvia Hernández
La Red de Cooperación Universitaria de Nicaragua, Reduc.Ni, integrada por las diez universidades miembros del Consejo Nacional de Universidades, CNU, realizará el lunes y el martes próximos la Primera Feria Nacional de Cooperación Universitaria, bajo el lema “Unidos para Fortalecer el Desarrollo de la Cooperación Universitaria”, en el Recinto Universitario “Simón Bolívar” de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI.

El objetivo será dar a conocer a la comunidad local e internacional cómo la Cooperación Internacional ha contribuido al fortalecimiento de las instituciones de Educación Superior. También exponer los nuevos proyectos que podrían ser financiados por la cooperación internacional, para seguir aportando al desarrollo de la nación tanto en lo educativo, como en lo social en general, señaló Tomás Téllez, Director de Relaciones Internacionales de la Upoli.

La feria iniciará con un acto a las ocho y media de la mañana, y, posteriormente, tendrá lugar la primer conferencia: “Retos y Estrategias para Fortalecer la Cooperación Interuniversitaria entre las IES y las Universidades Internacionales”, a cargo del ingeniero Telémaco Talavera Siles, Presidente del CNU y Rector de la UNA.

Culmina programa de seguridad alimentaria
Silvia González Siles / Jinotega
El organismo Proyect Concert International (PCI) clausuró el Programa de Seguridad Alimentaria que por más de siete años implementó en siete municipios de Jinotega, financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en coordinación con las comunidades beneficiarias y los gobiernos locales.

Fueron beneficiadas 75 mil personas con proyectos integrales de agua y saneamiento, salud y desarrollo agropecuario, en un total de 300 comunidades rurales, de los municipios de Jinotega, San Rafael del Norte, Yalí, La Concordia, Pantasma, Wiwilí y El Cua.

El evento se llevó a cabo en las instalaciones del centro de desarrollo rural de PCI, ubicado en la comunidad Cuatro Esquinas, en San Rafael del Norte, con la asistencia del Sr. Robert Callahan, Embajador de Estados Unidos en Nicaragua; del Sr. Steven Fondriest, de la oficina de USAID en Nicaragua; de los alcaldes de San Sebastián de Yalí, de San Rafael, de El Cua y de Pantasma.

Leonel Argüello Yrigoyen, representante del PCI en Nicaragua, dijo que lograron incidir e intervenir en la salud comunitaria, en la nutrición de mujeres embarazadas y de niños vulnerables, en la construcción de sistemas de agua, incluyendo educación sanitaria e higiene.

También enumeró otros logros, como el apoyo a la agricultura, brindando asistencia técnica y financiamiento a los productores, comercialización y conformación de empresas comunitarias de agronegocios, rehabilitación de caminos, organización comunitaria, y en la alfabetización de 600 líderes comunitarios, entre otros.

Cabe destacar que este programa se desarrolló en seis departamentos del país, con una inversión total de 74.6 millones de dólares, beneficiando a 347 mil personas de comunidades provenientes de Chinandega, Jinotega, Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia y Madriz.

Con la conclusión de este programa, a partir de las próximas dos semanas, el PCI inicia un nuevo programa dirigido al sector agropecuario, con el apoyo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, cuyo financiamiento será de 4.5 millones de dólares por un período de tres años.

Artesanías nicas con gran potencial para exportación
Rafael Lara
Nicaragua es un país viable y con alto potencial para el programa de desarrollo “Un destino, un producto”, OTOP, es la conclusión preliminar de expertos taiwaneses en turismo, quienes realizaron un diagnóstico sobre las bellezas naturales y artesanales, enfocado en el desarrollo del mercado comercial internacional.

Los asesores Chum-Jen Huang y Chia-Hsien Chu trabajan exitosamente este programa que durante 20 años se ha aplicado en Formosa, Taiwan. Ellos, luego de recorrer Nicaragua durante cinco días, aseguraron estar muy sorprendidos de la calidad del producto artesanal nica y de los recursos naturales locales para la atracción turística, lo cual es un fuerte atractivo internacional que en medio de la crisis económica interna, resulta muy oportuno desarrollar y explotar.

Luego de presentar el diagnóstico a representantes del Instituto Nicaragüense de Turismo; a Jaime Wu, Embajador de Taiwan en Nicaragua; y a William Tapia, Embajador de Nicaragua en Taiwan; los especialistas comentaron que entregarán el informe final y dependerá de su análisis para que el programa se impulse a nivel local.

Éste consta de tres etapas: en primer lugar, la organización y planificación, luego fortalecimiento y promoción, para finalmente implementar su crecimiento y sostenimiento.

Para impulsar el programa se necesita que el producto sea de carácter histórico, cultural, especial o único, y Nicaragua cumple con estos requisitos. Por tanto, en los municipios de San Juan de Oriente, San Juan de Limay y Masatepe, se aplicará un proyecto piloto.

Estos lugares son especiales, porque el 95 por ciento de su población está involucrada en la pequeña empresa artesanal, y se necesita que a nivel local estén comprometidos.

María Guadalupe Munguía, funcionaria del Intur y coordinadora del proyecto OTOP en Nicaragua, recalcó que los asesores se sorprendieron con el carácter básico con que nuestros artesanos trabajan la marmolina, desde la extracción de la materia prima hasta su moldeado y acabado final, elementos que dan mayor valor al producto colocado a nivel internacional.