•  |
  •  |
  • END

Aunque el año pasado le fue autorizada un alza de tarifas en el servicio de agua potable, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) está cobrando todavía más en las facturas de sus clientes. Eso lo garantiza Carlos Shutze Sugrañés, titular del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), quien confirmó este dato que ya denunciaban los organismos de defensa de los consumidores.

“Si a usted le cambian la tarifa alegando que tiene una pequeña farmacia o una pulpería, no es correcto... Hay otros casos, que a una familia por error le cambiaron el medidor y ahora (Enacal) le está cobrando mil y pico de córdobas, cuando antes sólo pagaba 70 u 80 córdobas”, dijo ayer Shutze Sugrañés.

Dos vías

El presidente del Consejo de Dirección del INAA explicó que este cobro superior lo aplican en dos vías. Por un lado, Enacal aplica un alza mayor a la autorizada en la resolución número CD-RE-037-2008, donde se aprueba subir por indexación el monto de la factura entre siete y 44 por ciento a nivel nacional, a partir de abril de 2008.

La otra vía es el cambio de categoría del cliente o cambio de rango tarifario, el cual ejecuta la Gerencia Comercial de Enacal sin notificarlo. Es decir, cambian al usuario de una categoría de consumo a otra mayor, y el cobro por cada metro cúbico aumenta aunque registre el mismo consumo en los meses siguientes.

Shutze Sugrañés atribuyó esos cobros superiores a “errores que están ocurriendo por falta de un sistema (de facturación) moderno en Enacal”, y se declaró sin capacidad alguna para demandar que la empresa cumpla con lo establecido en la resolución.

¿Qué quieren que haga?

“Nosotros le indexamos una tarifa. Está establecida, está escrita, la tienen ellos. Si ellos se vuelan las trancas... ¿Qué quieren que haga?”, preguntó el funcionario, quien dejó claro que no emitirán algún tipo de sanción contra Enacal por estas prácticas ilegales.

“Ellos (Enacal) alegan que tienen problemas en su sistema comercial, entonces nosotros no podemos aplicarle una sanción plena, general, porque están corrigiendo las cosas”, estimó el titular del INAA.

EL NUEVO DIARIO publicó el 12 de enero pasado que miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) de Juigalpa, Carazo, Ciudad Sandino y Somoto, denunciaron que Enacal está facturando un mínimo de 16 metros cúbicos de agua potable (4 mil 224 galones) desde diciembre pasado en diversos puntos, al margen del consumo real que registran sus clientes en los medidores.

Otra vez no

Ruth Selma Herrera, Presidenta Ejecutiva de Enacal, negó nuevamente que estén cobrando un mínimo de 16 metros cúbicos.

“Ése es un tema que Enacal lo ha explicado muchas veces. Nosotros tenemos medidores que están en mal estado o hay medidores que los trabajan, que les ponen fraude y solamente a los sectores que se les cobra la cuota fija se les está cobrando una especie de cobro básico, y a la gente que se le ha hallado medidores malos o con fraude, mientras se le cambian los medidores”, indicó la funcionaria.

Agregó: “Mientras a vos te ponen un medidor nuevo, que vale más o menos 75 dólares la inversión, entonces a vos te ponen la cuota de los asentamientos. En el caso de Managua son 76 córdobas, y en el caso de los departamentos son 84, porque la otra cosa es que no te cobren. Si vos tenés tu medidor en mal estado o con fraude, te estamos cobrando una tarifa social, mientras se instalan los medidores nuevos”.

Esas declaraciones las brindaron ambos funcionarios de Estado en las instalaciones de Enacal en el parque “Las Piedrecitas”, donde se realizó el “Foro Nacional de Agua y Saneamiento” que culmina hoy.

Deben aclarar

Gustavo Ortega, Subdirector del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores (Indec) y quien asistió a ese foro, insistió en que las autoridades de Enacal y del INAA deben aclararle a la población por qué “arbitrariamente hicieron cambios a la tarifa y habría que enmendar ese error”.

“Nosotros no queremos confrontación con nadie. Lo que queremos es que aclaren a la población sobre lo que está pasando, porque en su momento ellos hubieran informado cómo iba a ser lo del cambio de tarifa... y yo veo que INAA no está funcionando porque debería revisar sus bases jurídicas”, declaró Ortega.

Recordó que la función del ente regulador es velar por los derechos de los consumidores y no lo está haciendo. “INAA, como ente regulador, debe velar por los derechos de los consumidores, ver que todas las directrices que tiene Enacal sean cumplidas”, agregó Ortega, quien solicitó a Shutze Sugrañés que atienda las demandas de las organizaciones de consumidores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus