•  |
  •  |
  • END

Viudas americanas: humilladas y deportadas por gobierno Obama

Dr. Franklin Franklin Chávez (*)

Carta recibida:
En la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) estamos muy angustiadas por el sufrimiento de nuestra prima, Scarlett, que se encuentra en Miami, EU, luchando por su status legal. ¿Cree usted, “Aprendiz de Quijote”, que es justo que le nieguen la residencia? Ella entró legal por Texas con visa, y nueve meses después de “jalar” con un gringo se casó, tuvieron una niña, sometieron TODOS los papeles para la residencia, estaban esperando la entrevista final, cuando… el marido se murió. Tenían 23 meses de casados.

Ella fue a Migración buscando qué hacer. Un oficial estadounidense después revisar el caso le entregó un papel, donde le cancelan TODO el trámite (la petición, la residencia), y le ordenó que se largara de EU. Que NO tienen derecho a NADA, puesto que el marido está muerto, que ella se tiene que marchar de EU voluntariamente antes del 11 de mayo próximo. De lo contrario, la buscarán y deportarán forzadamente. ¿Por qué esto?

Tres primas de Scarlett, RAAS.

Respuesta:

En verdad que la situación de su prima Scarlett es muy triste, desesperante, ya que está siendo castigada de forma inhumana, cruel, en la interpretación de la ley que de forma errónea están aplicando las autoridades de migración americana (US-DHS), las cuales, tercamente, están demostrando falta de sentido común, aun más, falta de obediencia a lo que últimamente han determinado los jueces, las cortes federales americanas en estos casos.

El caso es que cuando una nicaragüense, extranjera, se casa con un ciudadano americano, y éste realiza la petición de “familiar inmediato” la residencia, ya sea dentro o fuera de Estados Unidos (EU), tienen menos de dos años de estar casados, y la petición-residencia está pendiente de una entrevista final, de ser adjudicada, y por desgracia el cónyuge americano muere… la viuda se quedan sin petición, sin residencia alguna, aunque hayan tenido hijos, y hayan cumplido y respetado las leyes de migración.

En entrevista con el oficial consular, o con el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (US-CIS), automáticamente le cancelan TODO el proceso de la petición-residencia a la nicaragüense, extranjera, puesto que según la interpretación de la ley por el US-CIS, que data desde 1938, la viuda deja de ser “familiar inmediato” del ciudadano gringo, pues está muerto, y no le transfiere ningún beneficio por NO haber estado casados como mínimo dos años.

A esta acción de despojar de todo beneficio migratorio de una forma automática, sin importar quién fue, qué hacía el ciudadano gringo antes de morir, se le conoce como el “Castigo para la Viuda”. Su prima Scarlett, queridas lectoras de la RAAS, está en esta situación. Quizá nos pueda llamar. Le ayudaremos en Miami.

Las cortes federales de apelaciones hay visto esta situación inhumana y errónea de interpretar la ley vigente. Lo podemos ver recientemente en el caso Neang Chea Taing (#08-1179), que fue visto por la Primera Corte de Apelaciones; y en el caso de Carla Freeman (#04-35797), en ambas sentencias las cortes federales determinaron que el gobierno de EU está erróneamente interpretando la ley y fallo a favor de las extranjeras, de las viudas de los ciudadanos americanos.

Casos como el de María Moncayo-Gigax, extranjera pendiente de residencia, cuyo esposo americano, que era oficial de migración de fronteras, muere mientras trabajaba, y el gobierno americano le cancela la petición-residencia a su viuda. ¿Será justo esto?
Y no podemos olvidar el caso de Raquel Williams, de la Florida, o de María Díaz Ruiz, de Illinois, cuyos esposos murieron, hubo clamor público, judicial favorable, pero fueron ignoradas por US-DHS. Hay unos 200 casos de viudas de americanos que, en la actualidad, están siendo perseguidas por la policía migratoria (US-ICE), cuyo objetivo es imponer el “Castigo para la Viuda”, humillarlas con deportación.

También hay un buen grupo de mujeres, niños extranjeros, que NO han tenido la oportunidad de litigar, de reclamar sus derechos, puesto que a la hora de la muerte del cónyuge, del padre americano, estaban viviendo en su país de origen, esperando la visa de residencia; fueron al consulado americano y recibieron un “lo siento por la muerte del ciudadano, pero NADA se puede hacer en su caso”.

El “Aprendiz de Quijote” no culpa a los oficiales consulares por esto, puesto que las peticiones son aprobadas, revertidas en su aprobación, o simplemente NEGADAS, bajo los argumentos del “Castigo para la Viuda” por el Departamento de Seguridad Interna de EU (US-CIS). Pero hay buenas posibilidades de visa, de status migratorio, si al morir el cónyuge gringo, tenían mínimo dos años de casados. Aunque nunca hubieran sometido la petición, o residencia. Busque ayuda, orientación con un bufete en EU.

Las viudas son forzadas por el Departamento de Inmigración de EU (US-CIS) a dejar sus casas, hijos, familia, estudios, trabajo, según --interpretación errónea de la ley--, y son forzadas con deportación, por lo cual deben dejar el lugar donde habían hecho campamento permanente con el cónyuge americano, ahora ya fallecido, y simplemente regresar con las cenizas del ser amado a su país de origen. Sin derecho a NADA. Sin importar cómo, dónde, qué hacía y de qué forma murió el ciudadano americano.

Esta interpretación, disposición de la Ley de Inmigración de EU, que causa más dolor, humillación a las viudas, está en proceso de cambiar. En el Congreso de EU, hay una propuesta reciente de cambio de ley (S-815), la cual pondría fin a lo que comúnmente se le conoce como el “Castigo para la Viuda”. ¡El resto… es historia!

(*) Sociólogo, Catedrático, Jurisprudencia
Migratoria-Consular & Derechos Humanos
Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000
Managua: Tel. 2266-2000 / Cel. 8893-3000
De la Racacha 3c. abajo y 3c. al sur, casa 30.

ayudausa@hotmail.com
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus