• |
  • |
  • END

Unión Fenosa hizo un llamado a la población a evitar riesgos por electrocución al realizar conexiones ilegales a sus redes o manipular las líneas, pues sólo el año pasado registraron 18 fallecidos en ambos casos.

La última muerte que reporta Fenosa fue el pasado domingo, cuando Juan Pablo Castillo, de 54 años, y su hijo Pablo Castillo, de 34, resultaron electrocutados a eso de la 1:30 de la tarde, al intentar realizar una conexión ilegal a solicitud de doña Nereyda Marenco, en el sector del kilómetro 28 de la Carretera Vieja a León.

“El hecho finalmente cobró la vida del Sr. Castillo”, afirma Fenosa. “Las distribuidoras de energía eléctrica instan a la población a tomar las medidas necesarias de seguridad cuando vayan a realizar cualquier tipo de trabajo en sitios cercanos a las redes eléctricas, para ello se les recomienda la contratación de personal que cuente con los equipos de protección adecuados según sea el caso”, finaliza la nota.