• |
  • |
  • END

Los funcionarios de Enacal ayer amenazaron a tres pobladores de la comunidad Los Vanegas de proceder por la vía penal de no firmar un documento donde se someten a sus disposiciones en cuanto al servicio de agua potable, y luego de obtener la rúbrica, ayer lo divulgaron como un “acuerdo de entendimiento”.

Hoy es el décimo día que estos pobladores están sin una gota de agua potable en sus grifos, y por esa misma razón, ayer por la mañana arribó una delegación de vecinos a la sede central de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

Gritaban que les quitaran una válvula instalada por Enacal en la entrada del poblado, lo que ahora tiene con sed a 682 familias. Con esa llave ahora la empresa desvía el caudal hacia otros poblados, mientras deja sedientos a estos vecinos de los sectores: Los Vanegas, Los Mayorgas, Los Loáisigas, Los Ruices y Los Navarretes.

Después de una hora de protesta, los pobladores fueron atendidos por José Alejandro Alonso López, quien se identificó como “Procurador Auxiliar Penal de Enacal”. Este abogado les dijo que tenían que firmar un documento, de lo contrario, iban a proceder por la vía penal en contra de los líderes de la comunidad: Martha Cuarezma, Carlos Chacón y Carlos Cuarezma.

Alonso López, que aparece en el sistema digital de Enacal como “Coordinador de Juicios de la Dirección de Asesoría Legal”, les prometió que la empresa procedería en los juzgados por “delitos” que habían cometido el pasado fin de semana, cuando supuestamente retuvieron por algunas horas a un funcionario de la empresa, agredieron a otros y dañaron una válvula.

Eso mismo se refleja en el documento redactado por la empresa y que firmaron los pobladores, donde reza que “Enacal, con el ánimo de contribuir a un clima de entendimiento, desistirá de las acusaciones penales por los delitos de obstrucción de funciones públicas, secuestro por extorsión y daños a la propiedad pública”.

Jairo Cuarezma, uno de los pobladores, dijo que lo firmaron para evitar esos juicios, pero, especialmente, porque prometieron que luego de firmar iban a tener agua antes de la cinco de la tarde de ayer. La promesa fue de Eduardo Jerez, Gerente General; Santos Martínez, Director de Proyectos; Guillermo Aráuz, Gerente de Operaciones y Norllyn Obando, Vicegerente de Operaciones.

EL NUEVO DIARIO ayer esperó hasta las nueve de la noche y no hubo manera. Anoche la sed era mayor. Al caer la tarde, sin embargo, la empresa emitió una nota de prensa donde aseguraban que “Enacal llega a un acuerdo con pobladores de Los Vanegas”, y enumeraban una serie de disposiciones que la población debe cumplir, pero ninguna es la amenaza de juicios penales de parte de la aguadora.

Miembros de un organismo de defensa de los consumidores están siguiendo de cerca este caso y, con mayor atención, el cargo de Alonso López, pues dejaron entrever que como “procurador auxiliar” podría tratarse de un caso “usurpación de funciones”.