•  |
  •  |
  • END

El señor Santos Julio Moreno Moreno y su hija Aída Elia Moreno, campesinos del municipio de Quilalí, Nueva Segovia, dueños de una propiedad de 90 manzanas de café que les quitaron en los años 80, denunciaron que el gobierno les ofrece una indemnización de 103 mil 880 córdobas, lo cual consideran una ofensa, pues son tierras que producen divisas al país.

Moreno Moreno explicó que en los años 80 se vio obligado a abandonar sus tierras porque en ese momento era una zona de guerra ocupada por el Ejército Sandinista.

Muy indignado, el productor de café dijo que a pesar de que existen resoluciones de restitución de las tierras a su favor, el gobierno a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Intendencia de la Propiedad, Dirección de Cuantificación e Indemnización, pretende darle la irrisoria cantidad de 103 mil 880 córdobas, de acuerdo con el acta resolutiva número 0314-03-09/73.

“Yo lo que quiero es que me regresen mis tierras o me paguen el precio justo de la propiedad, o le permuten con otra que esté legal y en las mismas condiciones productivas, porque con los 103 mil córdobas que me pretenden indemnizar, no llega ni al 0.5 por ciento de lo que he tenido que pagar a los abogados en veinte años de lucha, que hemos tenido que andar para que me regresen la propiedad.

El productor de café comentó que su propiedad tiene tierras fértiles que producían un mil 800 quintales de café oro, y no es posible que el Estado ahora le salga con esa indemnización, cuando la propiedad estaba valorada en más de un millón de dólares.

Afirmó que nunca fue objeto de confiscación ni expropiación de parte de los gobiernos anteriores, pero sus tierras, después de la guerra, fueron tomadas por desmovilizados del Ejército a quienes les extendieron títulos de Reforma Agraria, y a partir de esa fecha inició la lucha por la restitución del bien inmueble.

Promovió una demanda por restitución de las 90 manzanas de café, en el Juzgado Civil de Ocotal, donde la jueza Rosa María Rodríguez dictó una sentencia favorable, pero las autoridades policiales hicieron caso omiso al mandato judicial de desalojo para que tomara posesión, dijo don Santos Julio.

Se acudió a las diferentes instancias de la propiedad, también a la Procuraduría General de Justicia, en donde el procurador Duilio Baltodano Mayorga emitió una resolución y acta resolutiva el cinco de noviembre de 1990, donde ordena se proceda a devolver la finca rústica ubicada en el municipio de Santa Rita, departamento de Nueva Segovia, inscrita bajo el número 2.397, Asiento 4, Tomo 38 y 103, Folio 241y 184 ambas de la sección de Derechos Reales del Libro de Propiedades del Registro Publico de la Propiedad Inmueble del departamento de Nueva Segovia, pero hicieron caso omiso.

La señora Aída Elia Moreno, hija de Santos Julio, dijo que no están dispuestos a aceptar esa indemnización, por lo que agotarán las instancias respectivas, y que procedieron a enviar cartas a la Intendente de la Propiedad, doctora Ruth Elena Zapata Chavarría, al Procurador Hernán Estrada, y al Presidente de la Republica, Daniel Ortega, para que revisen el caso, ya que es completamente injusto el valor que han adjudicado, dijo don Santos Julio.