•  |
  •  |
  • END

Carta recibida:
Estimado “Aprendiz de Quijote”, bendiciones de Jehová. Le escribo desde Palermo, Italia, desde donde leo la bellísima columna de AyudaUSA, claro, por internet. De una forma sencilla y sin rodeos le planteo mi caso: busco la forma de entrar cuanto antes a Estados Unidos (EU) y poder reclamar mi residencia, específicamente en New York, donde tengo familia y un enamorado.

Mi caso es que mi madrecita, cuando ella era residente, sometió mi petición (hijo soltero mayor de edad) en diciembre de 2002, y hace poco se hizo ciudadana por naturalización, aligerando mi fecha de prioridad.

Yo recientemente adquirí la ciudadanía española, y la quiero usar para entrar y quedarme en EU. ¿Qué posibilidades hay de no tener problemas si entro como española, y me quedo a esperar los últimos meses que faltan para la residencia en territorio estadounidense, sin salir, sin castigo? Consulté por acá con dos abogados italianos y me aseguran que no tendré problemas. Esperando su respuesta, agradeciendo de antemano su atención a la presente.


Mariana. Palermo, Italia.


Respuesta:
Para beneficio de miles de lectoras, versión impresa y cibernética de esta columna, cuyo objetivo principal será y es, ser un farito pequeñito, iluminando las tinieblas en que a veces se nos convierten, por culpa nuestra, los procesos migratorios-consulares.

Usted, amiga Mariana, si quisiera entrar de visita a EU, ya sea como nica, tica, salvadoreña, chilena, colombiana, argentina, brasileña, en fin, de cualquier nacionalidad no cubierta por el programa Visa Waiver, debe de tener, o solicitar Visa de Negocios B-1 o Visa de Turista B-2 , o una combinación de ambas. Pero al querer entrar con nacionalidad y pasaporte español, bajo la sombrilla de Visa Waiver, sin necesidad de visa, tiene que someter una petición de ingreso a EU por adelantado, con todos sus datos biográficos, los cuales serán sometidos a un proceso de seguridad, y posteriormente si no hay problemas, le autorizarán la entrada a EU.

Le explico, amiga lectora: a partir del 12 de enero de 2009, cualquier extranjero que quiera ingresar a EU bajo el programa Visa Waiver, requiere una preaprobación para lograrlo, bajo el sistema actual denominado ESTA --Electronic System for Travel Authorization--, que es solicitar permiso de admisión electrónicamente, el cual se debe somete por internet, si todo está bien en su biografía de archivo federal (si hay alguno), le darán autorización de entrar a EU, usando su pasaporte de uno de los países escogidos del Visa Waiver, sin la visa normal que el 97% de países del mundo necesita.

Anteriormente a esta fecha, no era necesario inscribirse al sistema ESTA, sólo bastaba mostrar pasaporte de cualquiera de los siguientes países: Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Brunei Darussalam, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, San Marino, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, Corea del Sur, España, Suecia, Suiza y Reino Unido (incluye Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales), para poder entrar sin ningún requisito. Pero esto cambio.

Ahora bien, parte del problema que tiene usted, amiga Mariana, es que su caso se encuentra en la primera preferencia (hija soltera de ciudadana americana) la cual está en una lista de espera, la que para mayo del presente van procesando los del 22 de septiembre 2002, y según su cartita cibernética, su fecha de preferencia es diciembre de 2002.

Hay aproximadamente tres meses de diferencia (septiembre a diciembre 2002), pero el calendario de visas avanza de forma muy diferente al calendario normal, sea este griego, romano, español, nica o azteca. Los tres meses normales se podrían convertir en 12 o más, quedando usted, amiga Mariana, ilegal después de su entrada a EU, de sus 90 días autorizados de visitante (máxima estadía para los Visa Waiver).

Al quedarse y estar ilegal, y ser miembro de una categoría de preferencia, con límites de visa para familiares del ciudadano americano, no podrá ajustar su estatus de visitante a residente en EU. Y su caso entraría en un pantano fácil de perder su posibilidad de residencia.

Consultar con un bufete jurídico en Italia no es suficiente, puesto hay que ser estudioso continuo de la ley de inmigración americana, que es bastante compleja, cambiante, según interpretaciones judiciales. Hay que tener mucho cuidado con los comentarios-consejos empíricos de terceros, pues muy fácilmente nos podemos enredar en la telaraña migratoria-consular y quedarnos sin nada por querer abusar, burlar la ley migratoria. Quizá nos pueda llamar desde Italia a Miami, pregunte por el doctor Fuentes, él tendrá su caso pendiente en escritorio, le ayudará sin costo alguno, en honor de esta columna.


Aniversario cinco de AyudaUSA
Como la mayoría de nuestros lectores saben, esta columna, cuya concentración son las leyes, códigos y procesos consulares-migratorios de EU, estará cumpliendo cinco años de existencia este viernes 22 de mayo, la cual se edita de forma exclusiva por EL NUEVO DIARIO desde el viernes 21 de mayo de 2004. Lógicamente AyudaUSA y el “Aprendiz de Quijote” estarán de visita profesional en nuestra casa-oficina en Managua, arribando el próximo viernes 15 de mayo.

Esperamos tener una bonita y amena tertulia musical, la tarde del viernes 22 de mayo, celebrando esta fecha especial de aniversario. Los invitamos amigos, amigas lectoras, a que nos llamen, se apunten con nombre y teléfonos, y confirmen su asistencia.

También podrán participar en entrevistas individuales y de forma gratuita, encontrar respuestas, visualizar las opciones, acciones, en sus deseos de visitar, estudiar, hacer campamento temporal o permanente en territorio estadounidense. Según las posibilidades de cada caso. Los esperamos. ¡El resto... es historia!

(*) Sociólogo, catedrático, jurisprudencia
Migratoria-Consular & Derechos Humanos.

Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000.

De la Racachaca 3. abajo, 3c. al sur, # 30.

Managua: 2-266-2000; cel.: 8-893-3000.

ayudausa@hotmail.com