Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

La Policía retuvo durante tres horas a dirigentes del movimiento “No pago”, quienes se presentaron a la sucursal del Banex Matagalpa, a exigir la solución de una deuda de un bus de transporte colectivo.

Para evitar consecuencias mayores, la Policía decidió intervenir y sacar a los dirigentes “No pago” de las instalaciones de la institución financiera, quienes niegan conocer el porqué de su detención, y aseguraron querer arreglar la situación de algunos de sus miembros por la vía del diálogo.

Griselda Castillo, coordinadora del movimiento “No pago” de la RAAN, aseguró que habían llegado al Banex con procedencia de Managua, con la intención de buscar cómo renegociar la deuda de una señora de nombre Marisol, cuando fueron sorprendidos por los agentes, quienes los sacaron esposados y a empujones como si fueran delincuentes, sin darles explicaciones del porqué los estaban sacando del banco.

“Nosotros llegamos al banco, nos sentamos y preguntamos por el gerente. Estábamos Gerardo Gutiérrez, quien es coordinador del movimiento del Norte en Río Blanco; Yadira Cerda, coordinadora de Copalar; Omar Rodríguez, de Matiguás y mi persona”, señaló Castillo.

Los cuatro detenidos fueron dejados en libertad horas más tarde, y se dirigieron a la Procuraduría de Derechos Humanos a denunciar la actitud de la Policía en su contra, y aseguraron que posteriormente se dirigirían al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, para también interponer la denuncia.

Por su parte, el comisionado mayor Raúl Monge dijo que “no hay detención, solamente retención, pero era para evitar cualquier situación ya que lo que ellos exigían no se podía dar en las instalaciones del Banco”.

Señaló que se han dado serios problemas con los “No pago”, pero gracias a la prudencia de los vigilantes no se han dado consecuencias mayores, como en Río Blanco, donde se puso en posesión material de una propiedad al Bancentro, la que quedó al cuido de doce CPF, pero un grupo de unas 120 personas irrumpió en la propiedad y desarmó a los CPF, quienes no dispararon para evitar una tragedia, por lo que la Policía llegó para poner el orden y sacar a quienes desarmaron a los CPF y recuperar las armas.

Dijo que otro caso se registró en el municipio de Matiguás ayer, a las doce del mediodía, cuando una camioneta de la Financiera FDL, con técnicos que visitaban a unos clientes, fue atacada por un grupo de morosos que quebraron un vidrio del vehículo.

El gerente de la Sucursal del FDL en el municipio de Matiguás, Moisés Rodríguez, aseguró que unos 20 elementos del movimiento “No pago” agredieron al personal que se movilizaban en camioneta en la comarca de Likia, a quienes les realizaron disparos, por lo que los funcionarios de la institución financiera tuvieron que buscar refugio y escapar de los enardecidos sujetos.