•  |
  •  |
  • END

Las autoridades de Salud estiman que este año se duplicarán los nuevos casos de VIH-Sida en Nicaragua. Y la explicación de la tendencia es que “ya hay más cobertura de pruebas diagnósticas” en el territorio.

El secretario general del Ministerio de Salud y presidente de Conisida, Enrique Beteta, adelanta que en 2009 proyectan la detección de 930 nuevos casos con VIH, frente a los 430 que registraron un año atrás.

“Hay que recordar que ya tenemos en los 153 municipios del país la red diagnóstica lo que nos permitirá registrar más casos”, expone. En lo que va del año, el Minsa reporta 220 nuevos casos.

La mayoría de éstos se localizan en departamentos como Managua, Masaya, León y Chinandega. “La prevalencia de la enfermedad se mantiene en esas zonas”, destaca el médico.

Mujeriegos, los culpables

La presidenta de la Asociación Nicaragüense de VIH-Sida o Gente Positiva (Asonvisida), Leticia Romero, precisa que las personas más afectadas siguen siendo las mujeres y los jóvenes.

A eso, el representante de Anincp+Vida, Julio Mena, añade el hecho de que los “hombres” son quienes siguen diseminando el virus en mayor medida. “Si antes por cada hombre había un caso, ahora por cada hombre hay nueve casos”, refiere.

En ese contexto llamó a la Iglesia Católica y al Estado en general a unirse a la promoción de las medidas de prevención, entre éstas la utilización de preservativos para evitar la propagación de la enfermedad.

“En lo que va de 2009 conocemos de tres casos de despidos por causa de la enfermedad, y nos llegan quejas de trabajadores de zonas francas y del sector financiero, en ese sentido pedimos a la empresa privada a que respeten nuestros derechos, nosotros como cualquier otra persona necesitamos trabajar, como cualquier otra persona necesitamos comer”, apunta.