Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Caminan horas para llegar a clases y luego regresas a sus casas. Algunos descalzos, otros sin lo necesario para asistir a un centro educativo que no tiene las condiciones para que a sus aulas se les llame como tales. Sin embargo, hay 150 niños con el hambre del saber que necesitan de la ayuda de los nicaragüenses.

Ernesto Gómez Salazar, coordinador del Parlamento Juvenil Centroamericano, PJC, dijo que su organización está promoviendo la solidaridad con la comunidad de Waslala Arriba, ubicada en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Educación fundamental para el desarrollo

“Observando las necesidades de estos niños, su sentido de superación, y teniendo presente que la educación es fundamental para el desarrollo humano, y sobre todo para las comunidades rurales, decidimos convocar a los nicaragüenses a que nos apoyen para enviarles a estos niños útiles escolares”, expresó Gómez.

Indicó que Waslala Arriba es una comunidad rural con problemas para la accesibilidad de la educación a nivel escolar, donde se cuenta con un centro que llega hasta 4º. grado, que sólo tiene tres docentes comunitarios que no reciben salario del gobierno.

En medio de condiciones precarias, algunos alumnos deben caminar hasta dos horas para asistir a clases, sin embargo, lo hacen de ida y de regreso cada día. Si alguno de estos niños desea terminar su primaria debe ir hasta la municipalidad, a 45 minutos de viaje en vehículo.

“Se necesitan lápices, cuadernos, mochilas, lápices de colores. En fin, todo lo que un niño pueda necesitar en clases, incluso libros, y si es posible zapatos para niños de entre 5 y 12 años”, dijo Gómez, quien hizo un llamado al titular del Mined, Miguel de Castilla, recordándole que el Estado tiene la obligación garantizar las facilidades básicas para la educación.

La ayuda será recibida en las instalaciones de Centro de Información y Servicios y Asesoría en Salud, Cisas, en Bolonia, del Canal 2 de televisión, una cuadra al sur y 75 varas al oeste. La recolección iniciará el 18 de mayo y se realizará hasta junio, cuando el grupo de jóvenes regrese a la comunidad para entregar la donación antes de iniciar el segundo semestre educativo.

Promoviendo el buen trato a la niñez

María Aguilar Rojas, secretaria del PJC en Nicaragua, comenta que su organización está constituida desde hace cuatro años por organismos de la sociedad civil como Cisas y Casa Alianza, movimientos juveniles y redes sociales.

“También somos partícipes como un grupo promotor para el buen trato a la niñez, impulsado por la Procuraduría Especial para la Niñez y la Adolescencia”, señala.

Por su parte, Darling González Rivera, Vicepresidenta del PJC, señala que la misión es la construcción de ciudadanía, la intervención de políticas públicas, así como también la participación en los espacios de juventud, donde se muestra mucho adultismo.

González espera que logren recolectar lo suficiente para estos niños que necesitan de mucho apoyo, y algo mínimo puede significar la diferencia para estas personas que desean estudiar para ser más útiles a la sociedad.

La joven indicó que para comunicarse con Cisas está el número de teléfono 2268-5969, o el correo electrónico oficial (darling@cisas.org.ni), además del blog (www.parlamentojuvenildenicaragua.blogspot.com).