•  |
  •  |
  • END

Trabajadores de la Empresa de Aluminio y Vidrio “Génesis” demandan a la Empresa Constructora de Desarrollos Urbanos Grupo Sooner, de la cual es presidente el ministro de Turismo, Mario Salinas, el pago pendiente que adeuda a dicha empresa, para que ésta pueda cancelar las liquidaciones y prestaciones sociales a que tienen derecho.

Los obreros dijeron que ellos laboraban para la Empresa “Génesis”, la cual era contratada para fabricar ventanas de las residenciales, por las empresas constructoras Sinergia S.A. y Grupo Sooner, pero éstas iban dejando saldos pendientes hasta acumular la cantidad de 37 mil dólares.

Aseguran que debido a esas deudas, la empresa “Génesis” no pudo sostener sus operaciones, y cerró el 30 de marzo.

José Manuel Gutiérrez López, contador de la empresa “Génesis”, dijo que hicieron todas las gestiones legales pertinentes, tales como avisos de cobros a las oficinas de Sooner, además tuvieron que contratar a un abogado para que realizara las gestiones de cobros extrajudiciales, sin lograr que estos señores honraran la deuda.

En reiteradas ocasiones se les mandó cartas cobrándoles a los representantes legales de Sooner, entre ellos el señor Mario Salinas e Hilaria Salinas, pero se niegan a cumplir la deuda pendiente con “Génesis”, con la cual se cancelarían las liquidaciones finales, expresaron los trabajadores, quienes se presentaron a las instalaciones de EL NUEVO DIARIO para denunciar esta situación.

Los trabajadores, en total doce, hacen un llamado al señor Mario Salinas --quien también es propietario de “Génesis”-- para “que se ponga la mano en la conciencia y piense que también tenemos que mantener a nuestros hijos y familias”.

La doctora Lilliam Icaza, representante legal de Desarrollo Sooner, al ser consultada por EL NUEVO DIARIO manifestó que se realizó una auditoría con un contador autorizado a la Empresa Perfiles de Aluminio y Vidrios, en la cual fungió como gerente general el señor Salvador Guadamuz, encontrándose una serie de irregularidades.

La doctora Icaza mostró el informe final de auditoría, recibido el dos de mayo del corriente año, que abarca desde el inicio de la empresa hasta el 30 de junio de 2006, que refleja desvíos de fondos y uso indebido del dinero.

“Esa es la razón por la cual Génesis no puede cumplir con sus obligaciones de liquidar a sus trabajadores”, comentó.

Por otra parte, dijo que el señor Mario Salinas no tiene ningún vínculo con Sooner y Sinergia desde enero de 2007, ya que por su nombramiento como titular del Intur, decidió renunciar a las empresas para que no existan conflictos de intereses.