•  |
  •  |
  • END

Lo que temía Octavio Guevara, propietario de la empresa Formulaciones Químicas S.A. (Forquisa), ayer por la mañana se consumó. Operarios de la Alcaldía de Managua (ALMA) llegaron muy temprano con maquinaria pasada a remover el adoquinado construido frente a su negocio, una obra cuyo costo asciende los 100 mil córdobas, según facturas mostradas.

Yassir Cajina, jefe de Urbanismo del Distrito Seis de la comuna capitalina, autorizó la construcción de esta obra mediante un documento que firmó y dio a Guevara en agosto de 2008. Sin embargo, luego de que este señor denunciara en la edición de ayer que este funcionario le pedía 200 dólares a cambio de no demoler esa infraestructura, el acto se completó.

La obra estaba ubicada de la estación Petronic de la Cooperativa 2 de Agosto, 150 metros al lago, cerca del Mercado de Mayoreo. A las siete de la mañana esa zona estaba acordonada por unos 15 oficiales de la Policía Nacional, mientras una cuadrilla de 15 operarios con pala mecánica, removía los adoquines y varios camiones se los llevaban.

El funcionario de la alcaldía que estuvo a cargo de este acto fue el inspector César Augusto Urbina, quien confirmó que Cajina ordenó la destrucción de la infraestructura “porque van a construir una canaleta”.

Los policías, por su parte, dijeron que cumplían órdenes de resguardo y cualquier declaración se debía buscar con el comisionado Pablo Emilio Ávalos, jefe del Distrito Seis, “quien orientó el acompañamiento”.

Desde el miércoles pasado EL NUEVO DIARIO ha intentado obtener la versión de Cajina sobre la denuncia de Guevara, pero su secretaria asegura que “anda muy ocupado”. Ayer fue la tercera vez.

“El comisionado Ávalos dice que sobre ese caso no sabe nada”, dijeron ayer los subalternos de este jefe policial al visitar su oficina, en la Estación Seis de la Policía.

Guevara asegura que en días pasados se entrevistó con Ávalos, quien le confirmó que recibió una solicitud de apoyo para remover los adoquines.

“El comisionado Ávalos dice que él tiene la solicitud que le dio la alcaldía, que le pide el apoyo policial y que la Policía estaba dispuesta a apoyar en cuanto la alcaldía lo requiera”, refirió.

Guevara denunció “contubernio” entre las autoridades policiales y Cajina para obligarlo a construir una canaleta valorada en más de 600 mil córdobas, incluso, afectando el terreno de su vecino, Róger Blandón Lezama, por lo que solicitó a las autoridades que investiguen el caso y clamó por justicia.