Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Visa con fraude... veneno letal
para cualquiera
 
Dr. Franklin Franklin Chavez (*)
 
Carta recibida:
“Aprendiz de Quijote” y amigos jurista de AyudaUSA, es primera vez que les escribo y me gustaría recibir sus puntos de vista sobre mi caso. Yo tengo 35 años, soy casado con una ciudadana norteamericana. Nos casamos en 2008 en Nicaragua.

Estoy preparando un viaje para Estados Unidos (EU) el próximo mes, para iniciar el proceso de papeleo de residencia, que tengo entendido tengo derecho, por ser mi esposa ciudadana estadounidense.

Yo tengo visa de turista. He viajado a EU. A veces mi esposa tiene que venir a Nicaragua, pero esto nos está representando muchos gastos y decidimos que yo me quede allá en mi próximo viaje. Yo tengo una hija de 17 años. Hemos solicitado visa y se la han negado.

¿Creen conveniente solicitar nuevamente la visa temporal de mi hija o será mejor tramitar mis papeles en EU, y posteriormente pedirla a ella? ¿Qué es lo mejor?

Gracias de antemano por su tiempo y noble gestión.


Eduardo, Managua.

Respuesta:

Para beneficio de miles de lectores fieles que buscan, leen y guardan esta columna de AyudaUSA que circula los viernes por EL NUEVO DIARIO, cuyos temas principales son leyes, códigos, procesos migratorios-consulares de Estados Unidos... desglosaremos las alternativas del amigo lector que nos escribe, a quien agradecemos su consulta.

Eduardo, usted tiene la posibilidad de obtener la residencia americana ya sea estando de visita temporal en EU (visa B1-B2), como lo está pensando, o por medio de una gestión de petición familiar (i-130), hecha por su cónyuge en EU y posteriormente bajo un proceso consular, el cual, en nuestra humilde opinión, es lo más recomendable.

Pero tengan cuidado, amigas, amigos lectores, que salir de EU cuando el beneficiario se encuentra en estatus ilegal por cierto tiempo, para someter en el consulado americano la petición-proceso de residencia, es peligroso y hasta es posible que automáticamente le llegue un castigo de no poder ingresar por tres o diez años, según el caso. Le recomendamos consultar con un jurista en EU antes de realizar cualquier gestión.

Volviendo al caso del amigo lector, Eduardo, tiene que tener mucho cuidado porque sus intenciones de ingresar a EU, y corto tiempo después aplicar para su residencia por petición de su cónyuge ciudadana estadounidense, tiene ribetes de mentir, cometer fraude al ser interrogado por el oficial de Aduanas, en el puerto de entrada, con su visa. Si dice que viene de visita, pero en los primeros tres meses de estadía aplica para la residencia por ajuste de status, cuando tenga la entrevista migratoria para la residencia, el oficial de migración puede fácilmente cuestionar su “intención preconcebida” de emigrar y no ser visitante, como lo había predispuesto, es decir, mentir inicialmente al entrar.

No podemos obviar que los procesos migratorios en EU contemplan la posibilidad que el extranjero cambie de opinión después de su ingreso inicial con visa, o sea, quiera cambiar de status, condición migratoria... pero no tan pronto (mucho antes de los primeros 90 días).

Es posible que le nieguen el ajuste de status (la residencia, mandándole de vuelta a su país de origen, Nicaragua).

Si bien es cierto que un extranjero (cónyuge, padres, hijos menores del ciudadano americano) puede realizar un cambio de status de visa sin salir de EU, es decir, de visitante a residente legal permanente, siempre y cuando haya ingresado a EU con algún tipo de visa temporal que permita el ajuste de status, también es cierto que el proceso de residencia contempla penalidades a las violaciones de visa, mentiras, fraude en procesos anteriores.

También es importante, amigo lector, visualizar los costos financieros de la gestión completa estando en EU (petición + ajuste de residencia + costo legal = US$ 2,500), sin olvidar el tiempo de trámite-gestión, de unos 13 a 15 meses. O en su defecto, realizar el proceso anterior en una combinación de petición (i-130) en EU, y gestión de visa de residencia vía entrevista en el consulado americano en Nicaragua, a un costo aproximado de US$ 1,700 con tiempo de proceso de seis a diez meses.

Cada una de las anteriores apreciaciones para obtener la residencia americana, ya sea en EU o en Nicaragua, puede tener alguna variante en contra o a favor del caso, lo que haría hacer cambiar en menor o mayor proporción los costos y tiempo de proceso de la residencia. Es recomendable buscar orientación legal en la ciudad donde vive el peticionario y planificar debidamente el proceso de la reunificación familiar. La residencia deseada.

 
Veneno letal
 Volviendo a las posibilidades que le den visa a su niña menor y cometer en el proceso fraude de visa (tanto usted como ella)... dudo mucho que le den visa a su hija, amigo Eduardo, y cuidado que le cancelan su visa (que es lo más seguro) por tratar de inducir, cometer fraude de visa y tratar de entrar a EU mintiendo en sus intenciones. Lo pueden castigar con... nunca darle visa a cualquiera de los dos.

Su hija, Eduardo, fácilmente es beneficiaria de una petición de su nueva madrastra (ciudadana americana), puesto que la relación legal con usted (matrimonio) comenzó antes de que ella cumpliera los 18 años de edad. Es ella quien debe pedirla (formulario i-130), no usted.

Por favor, amigo lector, haga las cosas bien, sin fraude y con mucha dignidad criolla. ¡El resto... es historia!
 
(*) Sociólogo, catedrático, jurisprudencia
Migratoria-Consular & Derechos Humanos
Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000
De la Racachaca, 3 c. abajo y 3 c. al sur. Casa 30.

Managua: Telf.: 2266-2000 / Cel.: 8893-3000
ayudausa@hotmail.com