•  |
  •  |
  • END

Indignados se encontraban ayer varios ciudadanos, apostados en las afueras del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, porque dicha institución ordenó el decomiso de unos 30 tarros de leche marca Similac, que se distribuye a los asegurados para alimentar a los recién nacidos.

La raíz del problema se da porque las madres afiliadas a esta entidad, después de recibir determinada cantidad mensual de leche para alimentar a sus hijos, deciden venderla a comerciantes que se ubican en las afueras del INSS, porque creen que el producto no es el indicado y que les causa efectos adversos a los bebés.

Autoridades del INSS aducen que la mercancía con la que negocian estos ciudadanos es producto robado y no de un “trueque”, como afirman los quejosos.

Afectados auguran pérdidas

Por su parte Maribel Pineda Suárez, quien es madre soltera, indica que “es mentira (lo que dice el INSS) y lo que hacen es legal, porque no le roban a nadie, sólo lo hacen por una necesidad”.

Lo decomisado asciende a un mil 850 córdobas, y Pineda es la mayor perjudicada, pues sólo a ella se le confiscaron 18 tarros de leche, sumados a los ocho de Ángela Baltodano y a los 11 de María Reyes, los que eran ofrecidos al publico por 50 córdobas.

Mientras los afectados exigen a las autoridades del INSS el retorno de la mercancía y una revisión de sus bodegas, las madres aseguradas instan a que se haga un cambio en la marca de leche, para recibir una más nutritiva y que no le “caiga mal” a sus hijos, y, a la vez, evitar el negocio con dichos comerciantes.

Comercio no es sólo con leche

Además de la compra-venta de leche entre asegurados y comerciantes, también se comercializa en el lugar, ropa que llegan a vender trabajadores de empresas de zonas francas, quienes supuestamente por la difícil situación del país, se deshacen de una “mudada” para obtener una fuente extra de ingreso.

EL NUEVO DIARIO trató de comunicarse vía telefónica con un funcionario del INSS que participó en el operativo, para tratar de conocer las medidas que implementarán en este caso, pero los esfuerzos por localizarlo fueron infructuosos.