•  |
  •  |
  • END

La compañía israelí Ormat Momotombo Power Company, que opera el campo geotérmico Momotombo, no hará más inversiones para sacarle energía al vapor que emerge del interior de la tierra en esa zona, según dijeron sus directivos, ya que los costos de esas inversiones serían irrecuperables, debido a que en 2014 se les vence el contrato de concesión que le otorgó el gobierno de Nicaragua en junio de 1999.

Así lo reveló este viernes Róger Arcia, Gerente Comercial de Ormat, en una visita que hicieron al emplazamiento los ejecutivos del grupo brasileño Queiroz Galvao, quienes construirán la central hidroeléctrica Tumarín para generar 220 megas en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN. La visita fue organizada por funcionarios de la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL.

Arcia expuso que actualmente el campo geotérmico Momotombo está produciendo alrededor de 27 megavatios, sin embargo, a inicios de los años 90 tenía la capacidad de generar hasta 70 megas a través de dos unidades de generación, pero debido a que muchos pozos han diminuido le expulsión de vapor del interior de la tierra, entonces ahora han disminuido su capacidad.

Agregó que recientemente el doctor Enrique Porras, especialista en geotermia, hizo un estudio en la zona, y los resultados detallan que existen indicios para seguir explotando el calor del interior de la tierra, pero las inversiones que se deben hacer no son recuperables en el corto plazo.

“Ese estudio concluye que hay que construir pozos a más de 3 mil metros de profundidad para obtener más vapor que alimente la planta, pero cada pozo anda por los seis millones de dólares”, afirmó Arcia, quien aseguró que por lo menos necesitan unos seis pozos con capacidad de generar unos cinco megavatios en promedio, pero la perforación no garantiza que las probabilidades de generación sean mayores o menores a los cinco megas.

El campo Momotombo está ubicado en el extremo sureste de la Cordillera de los Maribios, a unos 40 kilómetros al norte de Managua, justo al otro lado del lago Xolotlán. La extensión de lugar es de dos kilómetros cuadrados, y fue asignada a Ormat desde junio de 1999. Hasta ayer, según reportes del Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC, ese plantel tenía disponible en generación unos 26.5 megavatios.