•  |
  •  |
  • END

La capacidad de la Dirección General de Bomberos, DGB, para enfrentar el peligro que se cierne sobre los mercados capitalinos por el deficiente sistema eléctrico, mejorará en el futuro, ya que la institución contará con un fondo de 200 mil euros que otorgará el próximo año la Agencia de Cooperación Española Internacional (Aecid), para desarrollar un programa de prevención de incendios en los centros de compras.

Salvador Gallo, comandante de la DGB, informó que el plan lo empezarán en Managua, para continuarlo en Matagalpa, Chinandega y resto del país.

El comandante de los bomberos explicó que en los mercados “todavía subsisten conexiones eléctricas ilegales que no cumplen con el código de instalaciones eléctricas de Nicaragua”.

Añadió que los mercados del país no cuentan con hidrantes ni con rutas de acceso, y en casos como el Mercado Oriental, hay poco interés por mejorar el sistema eléctrico en los negocios, de manera tal que de 1 mil 302 tramos que se quemaron el año pasado, apenas 20 de sus propietarios solicitaron inspección a los bomberos.

1 mil 282 tramos “pegados”

El resto de locales del Oriental (1 mil 282) tienen energía eléctrica ilegal y por ende, no cuentan con ninguna certificación.

Gallo comentó que es necesaria una “estrategia de ordenamiento”, que pasa por eliminar instalaciones ilegales, porque ningún comerciante quiere “soltar” su área de trabajo.

Alcides Altamirano, Director de la Corporación Municipal de Mercados Municipales de Managua (Commema), coincidió con el jefe de bomberos, al señalar que sólo en el Oriental hay 20 “nodos” o puntos donde distribuye energía ilegal.

El funcionario indicó que el Reglamento de Usuarios de Tramos los faculta para cerrar negocios que expongan al peligro a los vendedores, pero hasta la fecha no lo hacen, porque trabajan en la construcción de un circuito independiente para el Oriental, el mercado más grande del país.

No es justo perecer

La comerciante Juana Rayo, con 28 años en ese mercado, ve con buenos ojos cualquier trabajo que ejecuten los bomberos, pues “no es justo que perezcamos por la gente que no paga”.

Con el fondo que destine España a la DGB, también se pretende capacitar a los comerciantes, para que mantengan en óptimo estado el sistema eléctrico de sus tramos.