Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Los recibos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, este mes están llegando a los usuarios capitalinos con un monto mayor que oscila entre los nueve y los 50 córdobas. Se trata del nuevo cargo por tratamiento de aguas residuales, que por primera vez aplica la firma estatal a unos 119 mil abonados de Managua por el servicio que presta mediante la Planta de Tratamiento.

Este plantel, ubicado tres kilómetros al norte de los semáforos de La Subasta, en Carretera Norte, fue inaugurado el 20 de febrero pasado por el presidente Daniel Ortega, sin embargo, inició operaciones hasta “el mes pasado”, según informó Xiomara Laguna, Directora de Divulgación y Prensa de Enacal.

“Debido al período de prueba de tres meses de la planta (febrero, marzo y abril) el cobro (por el cargo del tratamiento de aguas residuales) se hace efectivo hasta julio. El cobro se aplica a todas las conexiones de alcantarillado sanitario conectadas al sistema de la planta, y es proporcional al consumo de agua potable y en base a las categorías de usuario”, aclaró Laguna.

Aprobado por INAA

Por esta razón es que ahora se aplica el nuevo cobro, el cual aparece como un nuevo cargo en la factura denominado “Tratamiento de Aguas Residuales”, además de los tres componentes tradicionales del recibo: Cargo Fijo, Consumo de Agua y Alcantarillado Sanitario. El 25 de julio de 2007, el Consejo de Dirección del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, INAA --integrado por Carlos Schutze, Jorge Hayn Vogl y Luis Urbina Noguera--, aprobó este nuevo cargo a través de la resolución número CD-RE-036-2007.

Por tipo de tarifa y consumo de agua

Este cobro ahora se aplica conforme el tipo de tarifa que tiene cada cliente y la cantidad de metros cúbicos de agua potable que consume de forma mensual, lo cual se puede revisar en cada factura en el renglón denominado “promedio últimos 12 meses”, debajo del “nombre del barrio”.

Por cada metro cúbico (264 galones) de agua potable que entra por las tuberías a los clientes, el cargo por tratamiento que está aplicando Enacal oscila entre 43 centavos de córdoba y dos córdobas con 40 centavos, en dependencia del tipo de categoría del abonado.

Vale recordar que según un estudio realizado por la cooperación japonesa y reconocido por las autoridades de Enacal, el consumo de agua promedio de un cliente domiciliar es unos 21 metros cúbicos al mes. Eso significa que el impacto real en la factura oscila entre los nueve córdobas con tres centavos, para quienes consumen menos y hasta 50 córdobas con 40 centavos para los grandes consumidores.

“El que consume más paga más”

Laguna explicó que este cobro consiste en que “el que consume más agua, paga más”, tal como lo desglosa la resolución del INAA, la que fue publicada en el diario oficial La Gaceta en octubre del año pasado, y que posteriormente Enacal publicó el pasado 27 enero en este rotativo, a través de una tabla.

En la tabla se precisa cuatro categorías: tarifas de asentamientos y urbanizaciones sociales, domiciliares, tarifa siete o residenciales (clientes de nivel económico medio y alto), y la tarifa de comercio, industria, gobierno y urbanizadoras (tarifa 2, 3,9).

Rangos de tarifas

A los usuarios de los asentamientos y urbanizadoras sociales que consumen 20 o menos metros cúbicos al mes, se les está facturando un cargo de 43 centavos de córdoba por el cargo de tratamiento de aguas residuales por cada metro cúbico de consumo, pero incrementa a 56 centavos de córdoba si consumen de 21 a más de 50 metros cúbicos mensuales.

Los usuarios de la categoría de domiciliares pagarán por el cargo el tratamiento de aguas residuales 60 centavos de córdoba por metro cúbico de consumo, si es menos de 20 metros cúbicos al mes; pero si consumen entre 21 y 50 metros cúbicos, el costo por el tratamiento de aguas negras sube a 82 centavos; y si hay un gasto superior a los 50 metros cúbicos, el usuario debe cancelar un córdoba con 94 centavos por cada 264 galones consumidos.

Los clientes de Enacal que están en las categoría de residenciales (tarifa siete) y las tarifa 2, 3,9, deben cancelar 95 centavos por tratamiento de agua residuales por cada metro cúbico de consumo, siempre y cuando se igual o menor a los 50 metros cúbicos mensuales. Si el abonado consume más de 50 metros cúbicos, el costo por el tratamiento de aguas negras será de dos córdobas con 40 centavos por cada 264 galones.

Menos agua, más cobro

Este nuevo cobro ha provocado incomodidad entre los usuarios del servicio, especialmente ayer, cuando la queja de falta de agua se extendía desde los barrios cercanos al mercado “Roberto Huembes”, se prolongaba hasta Rubenia y se multiplicaba a lo largo de Carretera Norte.

“Ya estábamos seis horas sin agua desde hace dos años, y ahora nos están metiendo más horas. Desde el domingo el agua se nos va desde las seis de la mañana, y eso quiere decir que ahora nos quieren meter 12 horas sin agua. El doble. Esto es una barbaridad”, dijo doña Karla Rodríguez, vecina de Rubenia.

La misma queja recibió EL NUEVO DIARIO vía telefónica desde la Colonia Centroamérica y los barrios “Orontes Centeno”, “Yuri Ordóñez” y La Majada, de Tipitapa. Estos puntos no estaban contemplados en los informes previos de desabastecimiento que diario informa Enacal.

Los directivos de la empresa ayer dijeron desconocer que se haya aumentado el desabastecimiento, aunque emitieron una nota de prensa donde detallan que unas 300 familias de la comunidad de San Isidro de Bolas habían quedado sin servicio “debido al derrumbe del pozo ubicado en el Centro Padre Fabreto”.