•  |
  •  |
  • END

Dr. Franklin Franklin Chavez (*)

Carta recibida:
Gracias por la columna, por el “farito” de luz que nos dan los viernes amigos de AyudaUSA. Sus artículos los leemos por internet. Somos dos primas que “enamoradas estamos” de dos chicos que conocimos chateando por internet, que viven en Arizona, los cuales nos prometen llevarnos a Estados Unidos (EU) y casarnos, tener un hogar, llorar, reír, pero juntos en EU.

Mi novio Raúl tiene permiso de trabajo y puede viajar fuera de EU, pero NO puede venir a Jinotega por razones de trabajo. El novio de mi prima es Carlos, NO sé el estatus de él. Nuestros novios trabajan en la construcción, y después de jalar/chateando por varios meses, nos hemos comprometido por teléfono, testigo del compromiso fue una tía mía, porque nuestros padres NO están de acuerdo con la relación, mucho menos con el viaje.

Nos queremos y deseamos estar juntos. Nosotras hemos leído varios de los artículos de AyudaUSA por EL NUEVO DIARIO, y queremos saber cuál es la mejor manera de entrar… ¡Con visa o sin ella!

Esperamos ansiosas sus comentarios, por EL NUEVO DIARIO.

Mayela y Juliana, Jinotega.

Respuesta:

Nuestro único príncipe, maestro universal del Modernismo, Rubén Darío, una vez expresó… “Juventud Divino Tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro...y a veces lloro sin querer”.

Con mucha nostalgia resuena este clamor poético de Darío, gloria nicaragüense en los corazones de miles, millones que ya pasamos esa bella, fructífera, indomable e inolvidable época, cuando enamorados con o sin lógica, sin historial de relación, sintiendo el corazón en un hilo, sin pensar en casi NADA, tercamente hacíamos TODO POR EL AMOR sin importar las consecuencias.

Esto, amigas lectoras de Jinotega, lo manifestamos por lo de “enamoradas estamos” en su clamor de amor cibernético, pensando que le irá muchísimo bien en su nueva vida, aventuras en tierras del norte. Mucho cuidado con esto que NO todo lo que brilla es oro.

Pero bueno, pasemos a desglosar lo posible en el caso de Mayela y Juliana, lectoras fieles de Jinotega. Hay dos secciones que visualizamos en la “Radiografía migratoria-consular” que hemos realizado del caso.

La primera sección es que el estatus legal-migratorio en EU de los “novios cibernéticos” NO está muy claro. Por sus comentarios, amigas lectoras, NO podemos deducir que Raúl es residente legal, mucho menos ciudadano americano, porque según su correo, él tiene “permiso de trabajo y puede viajar fuera de EU”.

Esta condición en EU es típica de extranjeros que tienen un estatus temporal de estadía en EU, como por ejemplo el “TPS”, cuyo beneficio es un permiso de trabajo, poder viajar al extranjero y tener una protección contra un proceso de deportación. Por consiguiente, tenemos que asumir que Raúl NO es residente legal, mucho menos ciudadano americano.

Del estatus del otro chico (Carlos) no hay nada de datos que nos puedan servir para que el “Aprendiz de Quijote”, AyudaUSA, pueda escudriñar, visualizar solución alguna en el caso.

En el bufete legal de Inmigración AyudaUSA, P.A. (AyudaUSA) nos esforzamos profesionalmente en buscar solución a los problemas que nos presentan nuestros lectores, amigas, clientes, con sus puntos y comas, única y exclusivamente en las leyes, códigos, procesos, gestiones migratorias-consulares de EU, pero… NO somos magos para adivinar en cartas huérfanas de datos. Una guía de cómo escribir sus preguntas la encontrara en esta columna, por EL NUEVO DIARIO, con fecha del martes 12 de junio 2007 y el viernes 11 de julio 2008.

Pero de antemano les digo amigas lectoras… No hay NADA que se pueda hacer para una visa temporal con los datos suministrados. Primero, no hay asidero legal para una visa de novia, puesto que la misma es exclusiva para novias/os de ciudadanos americanos, estatus que ninguno de los dos lo tienen. Desglosamos esto de su cartita cibernética.

Segundo, asumiendo que alguno de los novios sea ciudadano estadounidenses, tendría que someter una petición de novio (i-129F), y con esto obtener una visa especial de no-inmigrante (K1), pero… es necesario que los novios se hayan visto en persona en algún momento, haber compartido juntos en vivo en los últimos dos años, y claro, someter la petición especial (i-129f) al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (US-CIS) en la región-ciudad donde vive el peticionario americano (eso toma varios meses en ser aprobada), y que posteriormente la misma sea transferida al NVC (Centro Nacional de Visas en EU) para su traslado y adjudicación final en el consulado de EU en Managua. No es fácil.

Ni hablar de entrar mojada con coyote a EU, puesto que son horrendos los maltratos, violaciones, crímenes, sufrimientos de viaje y entrada a EU, además de la posterior persecución, cárcel, deportación de la Policía Federal de Inmigración junto con la Policía Estatal del Condado, la ciudad en EU donde esté haciendo campamento el nica, el extranjero ilegal. Amigas Mayela y Juliana, todo el panorama económico, laboral, social, del ilegal en EU… es nefasta.

NO se aventuren amigas lectores, recuerden que a los “novios/as” se les conoce sus defectos, mañas, virtudes, hasta que viven, duermen juntos.

Las leyes migratorias son bastante complejas. A veces esconden soluciones favorables a casos que se ven llenos de telarañas, virus imposibles de limpiar o viceversa. Es casos-circunstancias especiales, es necesaria la “Radiografía Migratoria-Consular”, evitar el CAOS.

En AyudaUSA siempre aconsejamos buscar orientación legal de un bufete jurídico establecido en EU, preferiblemente en la ciudad donde vivan los “novios” o “familiar que desea nuestra compañía”. ¡El resto… es historia!
 
(*) Sociólogo, Catedrático, Jurisprudencia
Migratoria-Consular  & Derechos Humanos.

Immigration AyudaUSA / Miami: 305-220-7000
Managua: 2266-2000 / Cel. 8893-3000
De la Racachaca 3c. abajo y 3c. al sur, casa 30.

ayudausa@hotmail.com